¿Sirve de algo ponerle contraseña a tu maleta?

Maleta

Maleta antigua. Foto: Pixabay

El equipaje es una parte muy importante de nuestro viaje y lo último que cualquier persona desea en el comienzo de unas vacaciones es que ocurra cualquier problema en lo relativo a él. Ya no sólo preocupa el hecho de que pueda extraviarse y terminar en la otra punta del mundo por una equivocación, nos preocupa todo lo relativo a la seguridad de los objetos que queremos que nos acompañen. Uno de los métodos más extendidos en todo el mundo como seguridad para la maleta es tan simple como ponerle un cierre o candado con contraseña. De hecho, reside precisamente en la simplicidad del sistema que nos preguntemos si este es de verdad un modo de seguridad con el que podamos estar tranquilos. ¿Qué ocurre si el personal de aduanas quiere abrir mi maleta para inspeccionarla? ¿La romperá? ¿Podrían meterme algo en la maleta aunque lleve contraseña sin que nadie se dé cuenta porque no ha sido forzada? ¿Es mejor que forre mi maleta con plástico al llegar al aeropuerto? Son muchas las preguntas que rondan por la mente de los viajeros en relación a sus pertenencias, sobre todo, cuando se viaja a algún lugar que tiene fama de peligroso. Si estas preguntas rondan por tu cabeza, no te preocupes que tenemos información de utilidad.

Cierres de maleta con contraseña

A grandes rasgos se puede decir que sí, son un método seguro además de un sistema disuasorio. Si alguien quiere hacer algo malo escogerá primero a una persona cuya maleta sea más simple de abrir. Como consejo, no pongas en tu código de apertura cifras como 1-2-3-4. Un poco de imaginación no vendrá mal en estos casos.

Existen dos tipos de cierre, los que llevan la contraseña en posición vertical y los que la llevan en horizontal, estas últimas son más sencillas de abrir, así que tenlo en cuenta de cara a comprar tu maleta. Realmente, aunque parezca mentira, uno de los peligros más frecuentes al que puedes enfrentarte con tu contraseña es olvidarla. 

Equipaje en el aeropuerto
Equipaje en el aeropuerto. Foto: Pixabay

Cierres de seguridad homologados TSA

A lo mejor no has oído hablar de ellos, pero seguramente los has visto. Los cierres de seguridad homologados TSA son identificables gracias al logotipo con un triángulo de color rojo que los acompaña. Su homologación la avala la Agencia de Seguridad del Transporte de Estados Unidos.

Lo que hace diferente a estos cierres o candados de otros aparentemente similares es que, además de su contraseña, están dotados con un sistema de cierre y apertura especial para que ellos trabajadores de las aduanas puedan abrir la maleta sin necesidad de romper el cierre. Sólo la pueden abrir los trabajadores de aduanas con una llave especial para ello. En caso de que tengan que hacer alguna comprobación en el interior del equipaje, abrirán y cerrarán tu maleta sin que el viajero pueda apreciar nada viendo la maleta desde fuera. De hecho, si viajas a Canadá o a Estados Unidos es más que recomendable llevar uno de ellos, ya que desde los atentados del 11 de septiembre, el personal del aeropuerto puede abrir tu maleta les cueste lo que cueste como si para ello han de destrozarla. Ten por seguro que lo harán en caso de que quieran realizar alguna inspección en el interior. La única forma de que no te rompan tu portaequipaje es que lleves un cierre de este tipo. Evidentemente, como la advertencia está hecha, si tu maleta sufre cualquier tipo de daño no tendrás ningún derecho a realizar ninguna reclamación.  Encontrarás algunos consejos de viaje aquí.

¿Qué hacer si olvido mi contraseña de la maleta?

Lo primero, que no cunda el pánico. Como ya mencionamos anteriormente, unos cierres son más fáciles de abrir que otros.

Si el cierre del que no recuerdas el número tiene la clave en horizontal, podrás desbloquearlo con paciencia y buen tacto. Estos cierres poseen una ranura por debajo de los números, prácticamente inapreciable a no ser que la estés buscando. Cada número de la clave posee esta ranura por debajo. Una vez que las hayas localizado con un poco de maña y paciencia, tendrás que girar las ruedas dos veces hasta escuchar un “clic” y ese número será la llave maestra de la maleta.

Igualmente, aunque parezca mentira, no te llevará tanto tiempo como piensas hacer todas las combinaciones numéricas posibles, desde 000 hasta 999. Siempre será alternativa que la de tener que romper la maleta.

¡Ya sabes! Dicen que mejor prevenir que curar, así que toma nota de todos los consejos que te hemos dado. Utilizar candado con cierre TSA, sobre todo para viajar a Estados Unidos o Canadá, no escatimar en medidas de seguridad en lo referente al equipaje y, sobre todo y más importante de todos ellos, ¡no olvidar la contraseña de tu maleta! Aunque también hemos visto que eso tiene solución. Vayas donde vayas, ¡disfruta de tu viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.