¿Cuántos días son necesarios para ver Hong Kong?

Hong Kong

Hong Kong

Hong Kong es uno de los destinos que más pueden rondar por la cabeza a la hora de planificar un viaje pero que primer se descartan. Las horas de vuelo son el primer gran problema que encontramos, con trayectos de más de 12 horas en los que es casi imposible escapar de hacer alguna escala. Es por ello por lo que viajar a Hong Kong debe ser un viaje en lo que todo esté medido, donde no se deje prácticamente nada al azar y en el que se vaya con una planificación que ayude a evitar los tiempos muertos.

¿Cuántos días hacen falta para visitar Hong Kong? Como en todo, la pregunta es relativa, pues depende de hasta qué punto quieres ver la ciudad y sus alrededores. Hong Kong puede ser una parada más en el viaje o un destino principal. Lo habitual es hacer parada y aprovechar unos cuantos días para llevarnos una impresión de todo lo que puede ofrecer la ciudad. Si ese es tu plan, aquí tienes una breve guía con todo lo que deberías hacer en Hong Kong durante 3 días.


Día 1

Hong Kong
Hong Kong es una ciudad que sorprende / PIXABAY

El primer día suele ser el más desaprovechado, pues depende mucho de los horarios de los vuelos. El Aeropuerto Internacional de Hong Kong, conocido como Chek Lap Kok, se encuentra a poco más de 30 kilómetros de la capital, siendo un trayecto en taxi que nos puede llevar cerca de media hora por menos de 390 HDK (45 euros). Sin embargo, la mejor opción es ir en el MTR Airport Express, un tren que llega hasta el centro de Hong Kong en tan solo 25 minutos y en el que podemos bajarnos en más estaciones. El precio es de 115 HDK (13 euros) y se puede comprar el billete online.

Dentro de Hong Kong, lo habitual es reservar la habitación de hotel en Kowloon, situado en la península, o en la misma isla de Hong Kong, que es ya el distrito financiero. Kowloon es mucho más activo durante todo el día, pero ambos lugares son buenos para visitar la ciudad gracias a las facilidades de transporte con las que cuentan. Fíjate bien a la hora de reservar, pues ayudará el hecho de estar cerca de alguna estación para no perder mucho tiempo.

Hong Kong
La estatua de Bruce Lee en Hong Kong / PIXABAY

Suponiendo que aterrices cerca del mediodía, lo mejor es buscar un sitio para comer, aunque antes de nada te recomiendo que veas el increíble skyline de la ciudad. Por ello, la Torre del reloj, uno de los edificios históricos de la ciudad, suele ser el punto de inicio de todo viaje que se precie a Hong Kong. Por allí también encontrarás multitud de sitios para comer. Date una vuelta por Kowloon park, acércate a Sky100 para ver la bahía y cierra con una visita a la avenida de las estrellas, donde se honra a celebridades de la industria del cine de la ciudad.


Día 2

Con las pilas cargas, toda escoger qué ver. Mucha gente opta por visitar la Isla Lantau, una verdadera joya que cuenta con el Buda de bronce más grande del mundo, algo que impone totalmente. Para llegar, la mejor opción es ir en metro y tomar el teleférico que te sube al monte Ngong Ping. No solo nos acercará por menos de 20 euros a la estatua, sino que también nos ofrecerá unas increíbles vistas tanto de la isla como del resto del paisaje. Cuenta con dos tipos de cabinas, la normal y la de cristal, y abre a las 10:00 de la mañana de lunes a viernes y a las 9:00 los sábados, domingos y festivos.

Hong Kong
El increíble Buda de la Isla Lantau / PIXABAY

Estarás de vuelta en la ciudad a medio día, pudiendo aprovechar para acudir al Templo Wong Tai Sin, uno de los lugares más importantes de la ciudad. Se encuentra en Kowloon, así que lo mejor es aprovechar y seguir dando vueltas por la zona, visitando los mercados locales. De los más interesantes es el mercado de jade que, aunque su originalidad se puede poner en duda, es muy llamativo. Muy distinto es el mercado de las flores, que casi se podría describir como un paseo por el parque, o el mercado de los peces y de los pájaros, algo difícil de imaginar en países occidentales. Para cenar y cerrar el día, sin duda alguna el mercado nocturno de Temple es la mejor opción.


Día 3

Escoger un vuelo por la tarde es la mejor idea que puedes hacer para exprimir al máximo la ciudad y llevarte un buen recuerdo. Te tocará madrugar si quieres ganarle horas al día, así que prepárate para subir al Pico Victoria, el mejor mirador de toda la ciudad. Tiene un funicular que sube hasta la cima desde las 7 de la mañana, pero el Sky Terrace, desde donde se obtiene las mejores vistas, abre a las 10:00. El precio de ambas por adulto es de cerca de 100 HKD (12 euros).

Hong Kong
Los temples de Hong Konk son una maravilla / PIXABAY

Una vez tengas la mejor fotografía de la ciudad, tocará cerrar la visita con el Templo Man Mo, una auténtica joya que te parecerá imposible de imaginar en una ciudad como Hong Kong. Si se han dado bien los tiempos, todavía tendrás tiempo de visitar el jardín Nan Lian, un jardín clásico chino del que no querrás salir y que te hará despertar la idea de volver a visitar Hong Kong en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.