El increíble festival de nieve de Sapporo

Festival de nieve de Sapporo

Festival de nieve de Sapporo

Las vacaciones en invierno no suelen ser una de las mejores ideas. El frío, las dificultades para volar o el no poder disfrutar de algunas experiencias son los motivos habituales que hacer que se miren las fechas para visitar otros países en meses con mejores temperaturas. Sin embargo, el invierno también tiene su punto hermoso, y hay determinadas cosas que solo se pueden ver en momentos concretos del año. Es el caso del festival de nieve de Sapporo, reconocido en el mundo entero y que hace que tomar un vuelo a Japón en febrero merezca la pena.

Millones de personas viajan a esta ciudad japonesa en la isla de Hokkaidō durante las primeras semanas de febrero, días en los que se celebra el famoso festival de nieve. Aunque el turismo local es el que más se mueve, poco a poco está llamando la atención de los turistas internacionales por ser algo completamente diferente a lo que se puede encontrar en cualquier otra parte del mundo. Decenas de personas se ponen manos a la obra para participar en el Concurso Internacional de Esculturas de Hielo, con varios países teniendo representación tallando más de 400 estatuas de arte efímero que se destruirán con el calor o el paso del tiempo.

El festival de la nieve de Sapporo, pese a lo que se pueda crear, no remonta sus orígenes a la época de los samuráis, sino que fue en 1950 cuando seis estudiantes de la zona construyeron las primeras estatuas de nieve en el Parque Odori, donde actualmente se celebra el certamen. Sin embargo, lo que hizo realmente importante este festival fue la participación de las Fuerzas de Defensa Japonesas en el año 1955, volviendo año tras año y siendo un elemento fundamental al poder proporcionar la nieve necesaria cuando el nivel es bajo para que pueda celebrar dicho festival.


¿Merece la pena ver el festival de la nieve de Sapporo?

Festival de nieve de Sapporo
Las esculturas son impactantes / Wikimedia Commons

La pregunta del millón tiene una respuesta fácil, y es sí. No hay nada igual en el mundo, siendo algo único que sorprende desde el primer momento. Hacer un viaje a Japón solo para esto puede ser el gran error, y se puede aprovechar el tiempo para disfrutar de la isla de Hokkaidō durante la estancia. Las esculturas de nieve no se dejan a la imaginación del artista los días de antes, y son meses de planificación antes de comenzar a trabajar con todo el material, la nieve y el hielo.

Las esculturas son muy variadas, aunque lo que más sorprende es el tamaño que alcanzan algunas, pudiendo elevarse hasta los 15 metros y ocupar 25 metros de ancho. Para estas se necesitan andamios y grúas que ayudan a apilar la nieve antes de comenzar a esculpirla.

Festival de nieve de Sapporo
Cada año sorprenden con algo nuevo / Wikimedia Commons

El Parque Odori es el lugar principal en el que se encuentran las estatuas más llamativas, pudiendo entrar una decena de las grandes. También hay esculturas de menor tamaño que son más cómodas de ver, pues las de grandes proporciones son las que atraen gran parte de la atención del público. Ahora bien, el Parque Odori no es el único lugar de la ciudad donde se pueden ver las esculturas. En Susukino, uno de los barrios de Sapporo, se colocan esculturas de hielo en la avenida principal, donde las luces de neón de los bares, restaurantes y demás comercios se mezclan con el hielo.

El otro punto importante de la ciudad es el Tsudome, un poco más alejado del centro de la ciudad. Aquí se pueden encontrar más esculturas de nieve, aunque lo realmente llamativo son los toboganes de nieve. Aunque sea un espacio pensado para las familias japonesas más que para el turismo, no deja de ser una curiosidad más que puede ofrecer el viaje.


Consejos para visitar el festival de nieve de Sapporo

Festival de nieve de Sapporo
El hielo también es protagonista en Sapporo / PxHere

Lo primero que debes tener en cuenta es la ropa. El festival de nieve de Sapporo puede celebrarse porque las bajas temperaturas permiten que las esculturas se conserven, así que no escatimes en ropa que abrigue. Las exposiciones tienen un horario, y cuando cae la noche se iluminan, siendo este uno de los mejores momentos para ver algunas de las esculturas. En el Parque Odori, la iluminación permanece hasta las 22:00, mientras que las esculturas de Susukino se iluminan hasta las 23:00 (menos el último día que también apagan luces a las 22:00). Por último, el Tsudome abre de 9:00 a 17:00. El propio festival cuenta con una aplicación oficial que está en diez idiomas diferentes, entre los que se encuentra el español.

Para llegar a Sapporo hay vuelos directos tanto desde la capital, Tokio, como desde otras ciudades importantes cercanas, como Shanghái, Seúl, Busán, Beijing, Hong Kong o Taipei. Si ya estamos en Japón, podemos optar por coger la línea JR Tohoku/ Hokkaidō desde Tokio en un trayecto que nos llevará cerca de 8 horas de trayecto. También se puede llegar en ferry, siendo el lugar de destino el puerto de Otaru, a 30 minutos en tren de Sapporo, aunque esta opción no es la más recomendable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.