¿Shanghái o Hong Kong?

Shanghái

Shanghái

Asia tiene dos grandes ciudades que son de los destinos turísticos que más gustan entre los viajeros. Por un lado, la exótica Hong Kong, una pequeña zona independiente dentro del gigante asiático que es China y que no suele faltar en los viajes que también bajan a Tailandia. Por el otro, Shanghái, una de las ciudades más importantes de China, estando entre las tres ciudades con más habitantes del mundo, solo siendo superada por Tokio, en Japón, y Cantón, también en China.

Tanto Hong Kong como Shanghái tienen motivos más que de sobra para ser el objetivo de un próximo viaje, pero el elevado coste del vuelo sumado a la necesidad de tener un buen puñado de días para visitar cualquiera de las dos ciudades hace que sea necesario decantarse por una u otra en algún momento. ¿Qué merece más la pena? ¿Se puede “no visitar” alguna de ellas? Si te encuentras en esta encrucijada en la que nos sabes qué decisión tomar, aquí tienes una descripción de ambas ciudades con lo más importante que tiene para ofrecerte cada una de ellas, para que puedas tomar la mejor decisión teniendo toda la información sobre la mesa.


¿Qué te puede ofrecer Hong Kong?

Hong Kong
Hong Kong tiene rincones para evadirse del mundo / PIXABAY

Hong Kong es una ciudad que se aleja por completo de la idea de multitud y masificación que acompaña a casi cualquier ciudad importante de esta región asiática, por lo menos desde el punto de vista turístico. La gran ventaja que tiene Hong Kong respecto a Shanghái es su tamaño, siendo muy inferior. Esto permite que todo lo importante de la ciudad esté “a mano”, gracias en gran medida a la comodidad del transporte público en la ciudad. Hong Kong, hasta 1841, fue un puerto donde se comerciaba principalmente con opio. Sin embargo, el futuro de la ciudad ha sido muy distinto y, aunque todavía queda algún reducto de su pasado pesquero, la bahía es más una atracción turística donde ver el reflejo de las luces de los edificios que un gran centro de transportes.

Los principales motivos para visitar Hong Kong son dos: la Isla Lantauau y los templos. En la primera, visita que suele ocupar una mañana entera, nos desplazamos a la próxima Isla Lantau en tren en menos de media hora para acudir al monte Ngong Ping, donde se encuentra el Buda de bronce más grande del mundo. Para acercarnos tendremos que tomar un teleférico que nos dejará unas increíbles vistas, a la vez que todo lo que rodea al Buda Tian Tan, nombre con el que se conoce esta escultura, también asombra.

Hong Kong
El enorme buda de Hong Kong / PIXABAY

Los templos se encuentran repartidos por la ciudad, y son lo suficiente únicos como para tener que visitar unos cuantos durante todo un día. El más famoso de todos es el Templo de Wong Tai Sin, situado en la zona de Kowloon. Se trata de un templo taoísta muy accesible que sirve como ejemplo perfecto de cómo son este tipo de construcciones. Se construyó en 1973, por lo que la conservación de este es magnífica. Dos esculturas de bronce reciben a los visitantes a las puertas, mientras que los fieles se encuentran realizando los actos religiosos en el interior. Prácticamente cualquier rincón se puede visitar, terminando por el Jardín de los Buenos Deseos. Por último, cabe destacar de Hong Kong los mercados, con uno de jade que, aunque sean falsificaciones, puede ofrecer algún recuerdo a un precio más que asequible.


¿Qué te puede ofrecer Shanghái?

Shanghái
Shanghái es una ciudad puntera en la tecnología / PIXABAY

Aunque Shanghái por proporción tendría que tener mucho más que ofrecer, lo cierto es que de cara al turista tampoco es una ciudad en la que necesitemos muchos días para visitar lo esencial. Con dos o tres días es más que suficiente, pero también puede ser un buen destino turístico para una semana si queremos exprimir al máximo todo lo que tiene que ofrecer, pues es un punto de enlace a multitud de opciones. A diferencia del resto de China, Shanghái es un poco más caro, ya que es uno de los centros económicos del país.

Hay multitud de edificios y atracciones turísticas para estar de un lado a otro de la ciudad. Por suerte, los casi 600 kilómetros de red de metro son más que suficientes para llegar hasta casi cualquier punto. Además, Shanghái cuenta con uno de los trenes más especiales y únicos del mundo, el Maglev, el único de levitación magnética del mundo que suele convertirse en uno de los principales reclamos turísticos dada la curiosidad que suscita. Sin embargo, si nos centramos en la ciudad, descubriremos que Shanghái cuenta con una arquitectura en determinados edificios que nos recordará mucho al estilo occidental, como es el caso de lo que rodea el Bund de Shanghái, la zona más transitada y de obligada visita, pues es considerada como el “Wall Street” de Oriente.

Suzhou
Shanghái nos permite viajar a otros puntos interesantes de la región / PIXABAY

En cuanto a construcciones más clásicas, lo mejor es ir a Suzhou, una ciudad que casi parece de película y que, aunque esté a 100 kilómetros de la ciudad, es una escapada perfecta para un día. Lo más interesante de aquí son sus canales, pudiendo pasea en góndola por ellos. Hangzhou, por su parte, es el otro sitio obligado, a casi hora y media de la ciudad. Es el mejor exponente que se puede encontrar sobre la cultura china de la antigüedad, con algunas estampas que te obligarán a imprimir la fotografía y decorar alguna pared de tu casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.