Cómo moverse por el metro de París

Metro de París

Metro de París

Aunque estemos acostumbrados a usar el transporte público en nuestra ciudad, cuando vamos a un nuevo sitio de viaje nos sorprende encontrarnos con algo que parece tan habitual en nuestro día a día se convierte en todo un reto. El metro, elemento básico de las principales ciudades del mundo, puede llegar a ser toda una pesadilla desde el momento en el que tenemos que averiguar en qué estación estamos y cómo llegamos a nuestro destino. París es una de esas ciudades. Con más de 300 estaciones de metro y aproximadamente 220 kilómetros de vías, acertar con el trayecto resulta hasta una alegría.

Por suerte, con el móvil y el poder tener internet en casi cualquier lado es más sencillo que al principio, aunque hay preguntas que todavía Google Maps no es capaz de responder. El metro de París está muy bien señalizado en las calles, y para recorrer la ciudad de un monumento a otro es imprescindible bajar al subterráneo para poder aprovechar al máximo el tiempo, más todavía si consideramos que París suele ser un viaje de escapada donde el tiempo escasea.


Datos importantes sobre el metro de París

Metro de París
El metro de París se abrió en julio de 1900 / Pixabay

Horario – El metro de París tiene un horario bastante extenso, y en las horas diurnas no vamos a encontrar ningún problema. El primer metro sale del comienzo de la línea a las 5:30 de la mañana, siendo la 1:00 el momento en el que llega el último tren de cada línea al final. Esto quiere decir que, salvo que tengamos muy controlados los tiempos, mejor no te aventures a entrar pasadas las 00:45, pues podrías llevarte alguna sorpresa. Ahora bien, en viernes y sábado el horario se amplía en una hora más por la noche.

Precio – Como casi cualquier metro de una gran ciudad, toda la red de túneles se encuentra divida en distintas zonas según su cercanía con el centro. La mayoría de monumentos están en la zona 1 o 2, pero si queremos ir a Disneyland París o Versalles, por ejemplo, tendremos que ir a la 5 o la 4, respectivamente, y coger un tren (es el mismo tipo de billete). El billete sencillo que da acceso a la zona 1 cuesta 1,90 euros, mientras que la opción de un billete con 10 viajes nos sale por 14,90 euros, rebajado a 7,45 para edades entre 4 y 10 años. Otra opción es pagar según el trayecto, algo que tendremos que hacer para salir de la zona 1, subiendo hasta los 8 euros en el caso de querer ir a Disneyland París, uno de los sitios más alejados.

Ticket París Visite – Pensado para los turistas, el ticket París Visite es la mejor opción si tenemos intención de pasar unos días de un lado para otro. Su precio depende del número de días que vayamos a pasar, así como si vamos a ir a querer movernos hasta la zona 3 o hasta la zona 5. Este bono, además, también tiene descuentos especiales para los monumentos o sitios turísticos.El precio es el siguiente:

Zonas 1-3

1 Día

2 Días

3 Días

5 Días

Adulto

12 €

19,50 €

26,65 €

28,35 €

Niños

6 €

9,75 €

13,30 €

19,15 €

*Precios en 2019

Zonas 1-5

1 Día

2 Días

3 Días

5 Días

Adulto

26,25 €

38,35 €

53,75 €

65,80 €

Niños

12,60 €

19,15 €

26,85 €

32,90 €

*Precios en 2019

Los descuentos a los que optamos con París Visite son los siguientes:

  • 30 % en la torre de Montparnasse.
  • 20 % en Conciergerie.
  • 20 % en el Arco del Triunfo.
  • 20 % en el Museo de la Armada.
  • 10 % en compras en Galerías Lafayette.
  • 10 euros de descuento en Disneyland París.


¿Merece la pena comprarse el abono?

París
El metro es el mejor aliado para visitar París / Pixabay

La gran duda que surge ahora es cuál debo comprarme, aunque la respuesta en sencilla: depende de lo que vayas a ver. Si vas a pasar un par de días en la ciudad del amor y no piensas moverte del centro, no dudes en comprarte el de las zonas. ¿Merece la pena el ahorro? Lo único que faltaría en los descuentos sería la entrada al Louvre, Notre Dame y algún viaje por el Sena para no pensarlo, pero la realidad es que, si nos ponemos a echar cuentas, merece más la pena coger un billete de 10 en caso de depender mucho del metro o utilizar billetes sencillos.

París es una ciudad que, para recorrer en fin de semana, se puede hacer prácticamente sin necesidad de depender del metro, siempre y cuando tengamos un alojamiento más o menos céntrico. Si no, con un viaje a los puntos clave es más que suficiente para hacer rutas que no tengan de un lado para otro todo el día, cogiendo el metro de regreso cuando sea necesario.

Estas zonas las paradas más próximas a los monumentos y lugares más habituales:

  • Museo del Louvre – Palais Royal Musée du Louvre (líneas 1 y 7) y Louvre – Rivoli (línea 1).
  • Catedral de Notre-Dame – Cité (línea 4), Hôtel de Ville (líneas 4 y 10) y Cluny – La Sorbonne (línea 10).
  • Arco del Triunfo – Kléber (línea 6), George V (línea 1) y Ternes (línea 2).
  • Torre Eiffel – Bir-Hakeim (línea 6), École Militaire (línea 8), La Motte-Picquet-Grenelle (líneas 6, 8 y 10), Trocadéro (líneas 6 y 9) y Alma-Marceu (línea 9).
  • Basílica del Sacré Coeur – Lamark – Caulaincourt (línea 12), Pigalle (línea 2 y 12), Barbès – Rochechouart (líneas 2 y 4) y Mercadet – Poissonniers (línea 2 y 4).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.