Castillos de Escocia en los que alojarse

Crossbasket Castle

Crossbasket Castle

Escocia es uno de lo países más bellos que tiene Europa. Pese a formar parte de Reino Unido, Escocia ha ganado fama internacional por sus paisajes de ensueño, con increíbles vistas a un campo verde y enormes lagos y lagunas que reflejan el cielo y las montañas. No en vano ha sido escogido como escenario para rodar películas ambientadas en un tiempo pasado, como Braveheart, Macbeth o Centurión. Incluso los exteriores del castillo de Hogwarts de Harry Potter fueron filmados allí. Y es que, si hay algo que caracteriza a Escocia, además de sus paisajes, son los castillos. ¿Te imaginas dormir en uno?

Siempre que se piensa en un castillo se hace como si fuera un museo o un espacio cerrado, olvidado y que solo se puede ver desde la lejanía. Sin embargo, hay empresas que saben muy bien el tesoro que tienen entre manos, y han aprovechado las fortalezas que un día fueron hogar de señores feudales y pequeños ejércitos para habilidad habitaciones en las que pasar unos días. Una escapada romántica, un viaje en familia o incluso como alternativa a estar en un hotel. Que sea un castillo no significa que se tenga que renunciar a las comodidades más actuales, y hoy en día es posible disfrutar de estancias de cinco estrellas entre sus muros.

Escocia, tierra de castillos

Muckrach Castle
Castillos de todo tipo / Muckrach Castle

El castillo Muckrach es uno de los más típicos y que suele acaparar muchas visitas, ya que se trata de un castillo del siglo XVI que ha sido restaurado al completo. Cuenta con cuatro habitaciones que están abiertas todo el año. Cuenta con calefacción central e internet, aunque lo verdaderamente increíble es su enorme jardín, de un acre, o su comedor. Está pensado para unas vacaciones familiares alejadas del mundo, pues el pueblo más cercano se encuentra a unos 8 kilómetros de distancia.

Sin embargo, si lo que buscas es un lugar donde pasar unas cuantas noches y poder vivir la experiencia, entonces te interesa conocer el Bunchrew House Hotel, más orientado a escapadas románticas que a viajes familiares. Aunque no sea un imponente castillo, lo que de verdad hace interesante este lugar son sus puestas de sol y amaneceres, siendo el lugar perfecto para verlos la orilla del lago Beauly Firth, a los pies del castillo.

Cringletie House Hotel
Las habitaciones están muy cuidadas / Cringletie House Hotel

Por otro lado, el Cringletie House Hotel, a 30 minutos al sur de Edimburgo, es mejor opción si no queremos ir tan al norte y tan solo buscamos una noche especial. Este castillo tiene un restaurante de alta calidad, siendo el plan perfecto el cenar y quedarse a dormir para vivir una experiencia diferente.

Muy parecido al anterior y siendo uno de los mejor valorados encontramos el Cromlix Hotel, situado en medio de un enorme bosque y con un restaurante de gran calidad. Como curiosidad, este castillo reconvertido en hotel de lujo es propiedad del tenista Andy Murray, por lo que no pueden faltar las pistas de tenis en los jardines. Sin embargo, si lo tuyo es escapar de las cámaras y querer irte a un lugar completamente abandonado, lo mejor es que pongas rumbo a Ackergill Tower, un hotel de cinco estrellas situado en el norte de Escocia, cerca de las islas Orcadas, con habitaciones privadas de gran calidad y muy variadas, con tipo estándar, familiares o suites.

Castillos con todos los lujos

Crossbasket Castle
Hay castillos que son auténticas mansiones de alquiler / Crossbasket Castle

Lo más increíble de los castillos de Escocia es lo difícil que puede resultar conseguir una reserva para algunos, especialmente los más lujosos. Uno de los ejemplos más claros es el castillo de Crossbasket, cuyo precio para una habitación doble sin desayuno ronda los 380 euros por noche. Este en concreto se trata de un castillo del siglo XVII muy cercano a Glasgow, con habitaciones adornadas de un estilo victoriano en las que el cabecero es realmente para fotografiar. Siguiendo la línea este alojamiento encontramos el castillo de Inverlochy, uno de los más caros y lujosos que se pueden reservar en Escocia.

Está situado en Fort William, y es realmente para imaginarse como un marqués de hace siglos. Desde sus habitaciones se puede ver la montaña Ben Nevis, la más alta de Reino Unido, mientras que un lago a pocos metros completa la estampa más clásica. En contrapunto a este está el castillo de Dornoch, quizás el más “castillo” de todos los que se pueden encontrar en Escocia. Si estamos dispuestos a sacrificar la soledad de pasar unos días apartados de la civilización, este puede ser una muy buena opción, con chimeneas en las habitaciones para aquellos más caseros.

Más aislado y en la zona su de Escocia, algo poca habitual en este tipo de alojamientos, se encuentra el castillo de Glenapp. La gran ventaja que tiene es que es muy poco conocido al no estar en una zona turística, por lo que es una opción perfecta si estás planeando desaparecer del mundo. Pero si de verdad quieres perderte y no ser encontrado, tu lugar de escapada es el castillo de Amhuinnsuidhe, en la isla de Harris, al oeste de Escocia. Un hotel de cinco estrellas con una gran variedad de habitaciones, teniendo desde elegantes suites con cama de matrimonio hasta habitaciones con camas individuales pensadas para los más pequeños. Aunque lo mejor de este castillo es el propio castillo en sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.