Madison Square Garden, una joya de Nueva York

Madison Square Garden

Madison Square Garden

Nueva York es una ciudad que uno debe visitar una vez en su vida. El ser el escenario de tantas películas y series hace que prácticamente conozcas sus calles en cuanto pones en pie en sus aceras. Los enormes edificios crean un paisaje completamente diferente al que estamos acostumbrados en Europa, pero no todo son rascacielos en la ciudad de la Estatua de la Libertad. Uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad y que se ha convertido en un icono es el Madison Square Garden. Desde conciertos hasta eventos deportivos e incluso una misa.

La historia del Madison Square Garden se remonta al siglo XIX, siendo la línea de ferrocarril que unía Nueva York con Harlem. Con el crecimiento de la ciudad, la estación cambió su sitio, y el espacio fue comprado por P.T. Barnum, quien convirtió el lugar en un hipódromo que sería renombrado en 1876 como Gilmore’s Garden. Su actual nombre llegaría años más tarde con William Henry Vaderbilt, un gran magnate que reabrió el sitio como Madison Square Garden en 1879, ya que suponía el cruce de la calle 26 con la Avenida Madison.

En esta ocasión, los caballos dejaban sitio al ciclismo tras una remodelación que no sería la última que sufriría el icónico recinto. En total han sido cuatro Madison Square Garden los que se han reabierto desde que se conociese bajo este nombre, siendo el último en la remodelación de 1991.

Un espacio lleno de historias

Madison Square Garden
Los orígenes del Madison Square Garden / Wikimedia Commons

El Madison Square Garden se encuentra en Manhattan, al lado de la salida de metro de Penn Station. Es imposible no pasar cerca suyo y verlo, pues es de los pocos edificios redondos que se pueden encontrar por la zona. Aunque su altura no es muy alta, es imposible negar que es un edificio emblemático que no debe faltar en cualquier visita a Nueva York. Acortado como MSG, lo habitual es ir a ver algún partido de baloncesto de los New York Knicks los New York Rangers si se prefiere el hockey sobre hielo.

También es habitual encontrar conciertos, pues ha sido el lugar escogido por grandes estrellas de la música, como Bon Jovi, Adele, Britney Spears o The Beattles, siendo el único lugar del mundo donde los integrantes de la banda inglesa tocaron de forma individual en sus carreras en solitario. Como curiosidad, cabe apuntar que su suelo principal es el de hockey sobre hielo, poniendo tablas de aislamiento para poder colocar el suelo de una cancha de baloncesto o para albergar a más de 20.000 personas en un concierto. Además, a ello hay que sumarle que cuenta con un centro de convenciones, un teatro, varios restaurantes y una gran terraza.

¿Cómo visitar el Madison Square Garden?

Madison Square Garden
El All Access Tour te abrirá las puertas / Wikimedia Commons

Para entrar al Madison Square Garden no es necesario esperar a comprar una entrada para un concierto o tener que ver un partido de baloncesto. Existe la opción de realizar una visita guiada en la que poder recorrer lugares inaccesibles en otro momento, como los vestuarios (cerrados en días de partido), los palcos e información interesante y curiosa sobre el lugar. La entrada de adultos es de 33 dólares. El horario de los recorridos es el mismo para todos los días de la semana, estando de 9:30 hasta las 15:00. Cada 30 minutos sale un tour guiado que dura, aproximadamente, 75 minutos.

Sin embargo, hay una opción más interesante que es el The New York Pass, que pese a costar 140 dólares, puede ser la solución si tenemos intención de subir al Empire Sate Building, al Rock Observatory o dar una vuelta por la ciudad en un autobús turístico.

De compras por el Madison Square Garden

Madison Square Garden
El Madison Square Garden es increíble desde el exterior / Wikimedia Commons

Dentro del Madison Square Garden no han perdido la oportunidad de poner una tienda oficial donde encontrar cualquier artículo de los equipos, desde gorras hasta camisetas, peluches, llaveros o incluso dedos para animar. Los precios son los oficiales, así que prepárate para pagar lo que marque la etiqueta. Hay dos tiendas dentro del recinto: Chase Square Team Store, situada en la entrada de la 7ª Avenida y abierta en todo momento para los visitantes del tour, y Player ID Team Store, situada en varios puntos.

A la hora de comer, no te esperes tampoco los mejores platos de Nueva York, pero sí son una buena escapatoria si andamos en un concierto. El más laureado de todos es el Charlie Palmer Steak, que lleva el sello del famoso chef y cuya especialidad es la ternera con salsa barbacoa. Lo que no podía faltar tampoco son los bares, con una gran variedad de cervezas de grifo. La mayoría de estos puntos se encuentran en las secciones 105 y 106, mientras que el Charlie Palmer Steak se encuentra en la entrada de la 5ª con la 6ª, en la sección 115 y 116.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.