Vacaciones en tiempo compartido ¿qué son?

madera y arena en la playa

Irte a la playa puede ser más barato con las vacaciones en tiempo compartido... o no / PIXABAY

En los últimos años se ha oído hablar mucho de las vacaciones en tiempo compartido o multipropiedad, una fórmula que te garantiza tener opción a vacaciones los próximos años. Normalmente se firman períodos largos y, aunque a primera vista podría parecer algo interesante, lo cierto es que tiene bastantes lagunas.

Antes de firmar nada asegúrate bien de que comprendes los pros y contras de este formato de vacaciones y valora la inversión, teniendo todos los datos sobre la mesa.

¿Qué son las vacaciones en tiempo compartido y cómo funcionan?

La multipropiedad es el derecho de uso y disfrute de un bien durante un período determinado. Es decir, se comparten los gastos de una vivienda, que será destinada a vacaciones en tiempo compartido, pero tan solo se accede, legalmente, a su uso, nunca a su propiedad.

Una casa en tiempo compartido
Esta podría ser una casa en tiempo compartido / PIXABAY

Jurídicamente, intervienen tres elementos.

Por una parte, está la empresa que pone en marcha esta iniciativa y que es la propietaria del inmueble. Esta no vende en ningún momento la propiedad, tan solo el tiempo que se puede permanecer en ella.

El segundo elemento es el inmueble, usada en turnos pactados. Normalmente el tiempo se compra por semanas. Por ejemplo, si hay 52 semanas al año y cada usuario la quiere tan solo una semana, la multipropiedad será de 52 personas que usarán, por turnos estipulados previamente, la vivienda, pero no le pertenece a ninguno de ellos. Además, los gastos de mantenimiento se dividen también entre los usuarios.

En tercer lugar, están los titulares, que como decimos solo compran el derecho al uso, nunca la propiedad, pero sí deben constar en Escritura Pública.

Gastos de las vacaciones en tiempo compartido

Además del pago inicial (que suele ser una cantidad bastante alta), los titulares deben pagar cuotas relativas a los gastos de mantenimiento, seguros, etc. Estas cuotas pueden ser actualizables y aquí es donde entran en juego las cláusulas abusivas que tan mala fama le han dado a las vacaciones en tiempo compartido. La revisión de los pagos ha hecho, en muchos casos, que el precio de mantenimiento sea desproporcionado y que al final la inversión salga más cara que el disfrute de unas vacaciones tradicionales.

Por tanto, antes de firmar ningún contrato, se deben tener muy en cuenta todos los gastos en los que se va a incurrir al hacerse titular del uso de la propiedad, además de valorar la cantidad de años de disfrute (legalmente el mínimo es de 3 años y el máximo 50 años) y tener presentes otros factores que pueden aportar valor añadido, como la posibilidad de disfrutar de diferentes viviendas del mismo propietario o incluso no tener un período fijo anual.

Diferencia entre período fijo y período flotante

Esto puede venir especificado en el contrato y es un punto muy importante. Si siempre tienes las vacaciones en las mismas fechas, puedes comprar el uso de una propiedad siempre durante la misma semana del año. Si, por el contrario, la fecha de tus vacaciones va variando, entonces te interesa más comprar tiempo flotante, que es el uso de una propiedad por un tiempo determinado, en fechas diferentes cada año.

conjunto de casas en la playa
Casas en la playa, las más demandadas en las vacaciones en tiempo compartido / PIXABAY

En el caso de que accedas a una multipropiedad de una empresa muy grande, se te puede ofrecer la posibilidad de cambiar cada año de destino o repetir siempre en el mismo. Esto es algo que también debes valorar.

Consulta con un abogado antes de firmar nada

Las vacaciones en tiempo compartido o multisharing pueden ser una buena opción para ciertos perfiles, pero también han estado muy relacionadas con el fraude turístico. Por sus implicaciones económicas, es algo mucho más grave que cualquier problema que puedas tener durante tus viajes, como los timos de Italia de los que ya te hablamos.

Es muy importante que sepas muy bien qué estás firmando, a qué te compromete y qué beneficios vas a obtener con ello y que valores, además, el resto de alternativas que te ofrece el mercado (comprar una segunda residencia o contratar las vacaciones cada año). No solo debes tener en cuenta el precio inicial, también las cuotas futuras y a qué te da derecho. Si tu trabajo es inestable, tal vez no te interese comprometerte a irte de vacaciones siempre en la misma semana del año, porque no sabes si podrás hacerlo en el futuro, por ejemplo.

Para evitar que seas víctima de una estafa y poder aprovechar de verdad todos los beneficios de este sistema de vacaciones, te recomendamos que, antes de firmar nada, pases por la consulta de un abogado que te podrá asesorar y comprobar si todo está claro o si hay algo oculto que tú no has visto. No tengas miedo de consultar con un profesional, igual que lo harías en casos más sencillos, como por ejemplo reclamar la pérdida de tu equipaje, en este tema es todavía más importante.

Si la empresa te presiona para que firmes en el momento, sin permitirte hablar con un abogado y ofreciéndote regalos atractivos, desconfía. Pero si todo está claro y crees que este sistema de vacaciones en tiempo compartido se puede adaptar a ti, adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.