¿Tienes que pasar la noche en el aeropuerto? Te contamos algunos trucos

cuidar las maletas en el aeropuerto

Esta posición es una buena forma de cuidar tus maletas si vas a pasar la noche en el aeropuerto / PIXABAY

Ya sea por necesidad o por elección propia, a veces puede ocurrir que te toque pasar la noche en el aeropuerto. No es lo más cómodo del mundo, pero existen algunos trucos para que la experiencia sea lo mejor posible. ¡Toma nota!

¿Cuándo tendremos que pasar la noche en el aeropuerto?

Incluso si estás acostumbrado a pasar la noche en vela, dormir en el aeropuerto o estar toda la noche despierto en él no es nada divertido, ni cómodo. Incluso, en ocasiones, puede ser algo inseguro. Obviamente no es ningún drama y podrás llevarlo bien.

La razón más lógica para pasar la noche en el aeropuerto es si estás haciendo un viaje con escalas, el primer vuelo aterriza por la noche y el segundo no vuelve a despegar hasta primera hora de la mañana. Si esta escala nocturna es de cinco, seis o siete horas, la mayoría de la gente opta por quedarse en el recinto aeroportuario.

Otra razón para pasar la noche aquí es si el vuelo sale a una hora muy temprana y no tenemos medio de transporte para llegar al aeropuerto. Por ejemplo, si vas a coger un vuelo en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas que sale a las seis y media de la mañana no te va a dar tiempo a llegar en transporte público, ya que el metro abre a las seis. El precio de coger un taxi en ocasiones puede superar el precio del propio billete, incluso si viajas en Business, por lo que muchas personas optan por tomar el último servicio de metro pasada la medianoche y aguardar al embarque en el propio Barajas. Si hay riesgo de overbooking, ir antes al aeropuerto te puede ayudar a evitarlo.

Trucos de seguridad para pasar la noche en el aeropuerto

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que no estás en tu casa ni en un hotel. Estás en un lugar público, con los riesgos que ello entraña.

Como primer consejo de seguridad, te pedimos que pases los controles lo antes posible y permanezcas dentro de la zona de embarque. Esto no significa que ya no te pueda pasar nada, pero el público que accede a este lugar es mucho más restringido.

aeropuerto de noche
Una terminal de aeropuerto de noche / PIXABAY

Cuida tus pertenencias en todo momento. Tenlas a la vista, junto a ti, y no se las dejes a nadie. Incluso si viajas solo y debes ir al baño, llévalas contigo. ¿Qué pasa si quieres dormir? No pierdas el contacto con tus maletas. Puedes ponerlas entre tu espalda y el asiento, bajo los pies, bajo la cabeza o incluso abrazarte a ellas. De este modo, si alguien intenta llevárselas, te despertarías al moverte también a ti. Por supuesto, cierra todos los bolsillos con algún tipo de candado.

Y, por último, escoge bien a tus compañeros de noche. Si ves un grupo de gente un poco alterada, que pueda parecer que ha tomado alcohol, no te pongas junto a ellos. Evita también los lugares demasiado solitarios o que estén fuera del alcance de las cámaras del recinto aeroportuario. Si puedes dormir frente a una cámara, mejor.

Consejos para dormir cómodo en el aeropuerto

Hay quien prefiere pasar la noche en vela y dormir en el vuelo o al llegar al destino, pero si tu intención es dormir un poco, toma nota de estos consejos.

Observa el entorno. Busca zonas que no sean de tránsito, para evitar despertarte con el ruido de la gente al pasar (voces, maletas rodando por el suelo…). También opta por aquellos sitios que, aunque estén iluminados, no tengas una fuente de luz directa.

Busca bancos sin reposabrazos. De este modo te podrás tumbar. Evita dormir en el suelo, está muy frío y puedes empezar tu viaje con un constipado o un dolor de lumbares. En casi todos los aeropuertos hay bancos sin reposabrazos, date una vuelta antes de elegir cuál va a ser tu “cama”. Si están cerca de enchufes, mejor.

bancos para dormir si vas a pasar la noche en el aeropuerto
Este tipo de asientos son cómodos para dormir / PIXABAY

Si puedes encontrar un sitio cerca de tu puerta de embarque y a la vez cerca de un baño y una máquina expendedora, mucho mejor. Así, si a mitad de la noche tienes que hacer uso de algunos de estos servicios, no tendrás que volver a caminar y desvelarte demasiado.

Lo ideal es que lleves algún tipo de almohadilla para la cabeza y de antifaz para los ojos. También ten en cuenta que por la noche suele hacer frío en estos lugares. Sabemos que en la maleta tal vez no te quepa una manta, pero el abrigo puede hacer su función si te cubres con él. Antes de facturar (si vas a hacerlo), piensa si necesitarás para esa noche algo de lo que llevas en la maleta.

Y, por último, no olvides poner el despertador. No confíes en que no te vas a dormir o en que te despertarás con el barullo del aeropuerto. Es posible que termines tan cansado que se te pase la hora. Ponte el despertador (calculando el tiempo que necesitas respecto a la hora de embarque, no respecto a la hora del vuelo) y comprueba tu puerta cuando te despiertes, por si ha habido algún cambio de última hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.