Viajar en avión embarazada, todo lo que debes saber

viajar en avión embarazada

Un avión llegando a su destino / PIXABAY

La dulce espera no siempre es tan dulce. Tiene sus altibajos, como todo en esta vida. Las náuseas del primer trimestre, las constantes pruebas médicas o los dolores en las lumbares son algunos de los problemas que van asociados a esta etapa tan bonita, pero tan diferente. Si viajas con frecuencia por motivos personales o por trabajo o si simplemente estabas pensando hacer un viaje antes de que nazca el bebé, debemos pedirte que saques el calendario antes de hacer una reserva si vas a viajar en avión embarazada.

¿Por qué? Porque, para bien o para mal, te pueden denegar el embarque si estás embarazada.

¿Es legal que no puedas montar en avión embarazada?

Sí. Se trata de una cuestión de seguridad y por mucho que reclames, si estás embarazada y no cumples los requisitos de admisión para el embarque, el personal de tierra no debería dejarte subir a bordo y no solo están en su derecho, si no que además estarían cumpliendo con la normativa de su compañía.

Por tanto, antes de pensar en poner una reclamación, lee los casos en los que puedes viajar en avión embarazada y en los que no.

pasajeros embarcando en el aeropuerto
Puerta de embarque de un aeropuerto / PIXABAY

¿Puede perjudicar a la salud?

En primer lugar, no existe contraindicación médica, esto es algo que te tranquilizará saber si tienes que tomar un vuelo en algún momento del embarazo. El motivo de permitir o no el embarque no atiende a cuestiones médicas. Excepto si tu doctor te lo desaconseja por cualquier otro motivo, cualquier embarazada podría montar en avión sin que esto afecte al bebé.

En cualquier caso, a priori, el único inconveniente que podría surgir es el de la falta de movilidad, que en una duración prolongada puede desembocar en problemas circulatorios. Esto se puede solucionar contratando un asiento XXL (las mal llamadas tasas por obesidad en los aviones) o levantándote con frecuencia del asiento para dar paseos por el espacio que se te permita de la aeronave.

Depende de las semanas

La regulación de los permisos lo marca la política de la aerolínea, tal y como indica la propia AENA. Por normal general, no se necesita ningún tipo de permiso ni justificación hasta la semana 27.

Entre la semana 27 y 36 en caso de embarazo simple o entre la semana 27 y 32 para los embarazos múltiples, la aerolínea puede pedir que se presente una autorización médica informando sobre el estado de salud de la madre y el bebé, así como la no probabilidad de un parto prematuro. A partir de la semana 36 (embarazo simple) o de la semana 32 (embarazo múltiple) se recomienda no volar.

¿Cuál es el riesgo de viajar en avión embarazada?

El mayor riesgo de volar embarazada, como ya hemos visto, no recae sobre la salud de la madre o el bebé, estas restricciones se ponen especialmente para evitar un parto en el aire. En este caso, especialmente en vuelos largos, sí podría llegar a desembocar en complicaciones bastante severas al no contar a bordo con el equipo ni el material necesario para asistir un alumbramiento.

embarazada en aeropuerto
Pasajera embarazada de pocos meses, con ropa cómoda / PIXABAY

Por tanto, por tu propia seguridad y la de tu bebé, cumple con las recomendaciones de la aerolínea y evita volar en un estado avanzado de gestación.

Consejos para volar cómoda embarazada

Si te encuentras antes de este momento de mayor riesgo y vas a viajar en avión embarazada, existen una serie de consejos que te van a ayudar a que tu desplazamiento sea mucho más cómodo y seguro para todos.

En primer lugar, como ya te hemos comentado, no permanezcas sentada todo el tiempo. Las embarazadas presentan mayores problemas de circulación que otras personas y necesitan mantener la movilidad. Levantarte al baño, dar un paseo por el pasillo o incluso charlar un rato de pie es una buena manera de moverte dentro de un avión.

Si puedes elegir, escoge pasillo. No solo te permitirá ir al baño cuando quieras sin tener que molestar a nadie, también te sentirás menos encajonada que en ventanilla.

Las salidas de emergencia no las puedes ocupar, pero sí puedes reservar un asiento XXL para ir más ancha y espaciosa, tanto para la barriga como para las piernas.

Además, viaja con ropa cómoda, especialmente que no te oprima las piernas ni la barriga y utiliza calzado igualmente cómodo. Evita los tacones.

Por último, ve con tiempo suficiente al aeropuerto para evitar tener que correr, estrés de última hora, colas largas que tendrás que aguantar de pie… Cuanto más tranquilo te lo tomes todo, mejor. Y sobre todo, evitarás overbooking.

Se puede viajar en avión embarazada, con ciertas restricciones y sobre todo con mucho sentido común, siendo conscientes de la situación en la que estás y valorando por encima de todo la comodidad y la seguridad tanto tuya como la de tu bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.