Líquidos en el avión, ¿qué puedes llevar?

debes conocer las políticas de líquidos en el avión

Los líquidos en el avión generan muchas dudas / PIXABAY

Viajar en avión, todavía, genera bastantes dudas. El proceso de embarque, los cambios en el tema del equipaje, las posibles tasas ocultas (como la mal llamada tasa por obesidad o la necesidad de pagar un extra si queremos sentarnos en un sitio determinado) o, cómo no, el asunto de los líquidos y el material prohibido en el equipaje de mano. Los líquidos en el avión siguen despertando muchas dudas.

La clave es sencilla: comprender cuál es el tamaño máximo y cómo debes llevarlos. Si conoces esto tendrás mucho avanzado.

AENA, la mejor fuente de información

Tanto si viajas constantemente como si solo lo haces de década en década, debes saber que la normativa en los aviones y en los aeropuertos es susceptible de cambiar en cualquier momento. No hay previo aviso para ello y el pasajero no debe ser necesariamente notificado, por lo que te recomendamos que antes de viajar consultes una fuente oficial como AENA, donde podrás estar siempre informado.

Aquí podrás conocer desde los líquidos permitidos o prohibidos hasta el tamaño y otros detalles que debes saber antes de preparar tu maleta.

¿Qué se considera líquido?

Ojo, porque los líquidos en el avión no solo hacen referencia a cosas evidentes como la botella de agua, los perfumes, el jarabe para la tos o el líquido de las lentillas. Se incluyen en esta categoría también el gel de ducha, el champú, la pasta de dientes, la crema hidratante, el desodorante, la espuma para el pelo o cualquier otra sustancia de consistencia similar.

Cualquiera de estos líquidos en el avión, por normativa de la Unión Europea, no pueden superar los 100 ml cada uno.

Cómo llevar los líquidos en el avión en el equipaje de mano

Es decir, la mayoría de los productos de aseo se incluyen en esta categoría, desde el maquillaje hasta el jabón, pasando por los perfumes, productos de peinado, desodorantes, pasta de dientes y mucho más.

control de seguridad de un aeropuerto
Los líquidos los revisan en el control de seguridad del aeropuerto / PIXABAY

Para poder subirlo a bordo en nuestro equipaje de mano debemos transportarlos en envases individuales de 100 ml o menos, dentro de una bolsa de plástico transparente que cuente con un sistema de apertura y cierre y que no tenga un tamaño superior a 1 litro (unos 20 x 20 cm).

Cada pasajero puede transportar un máximo de una bolsa.

En caso de que el pasajero necesite llevar un líquido concreto que vaya a necesitar durante el viaje (se entiende por viaje tanto los vuelos de ida y vuelta como la estancia), como medicamentos o comidas infantiles, se recomienda llevar consigo una receta médica.

Cómo debes pasarlos por el control de seguridad

Para llevar los líquidos en el avión tendrás que pasarlos por el control de seguridad y serán sometidos a una inspección. Tendrán que colocarse en una bandeja aparte, dentro de su bolsa transparente cerrada.

El personal de seguridad puede decidir en cualquier momento qué líquidos pueden pasar a la zona de embarque y cuáles se quedan retenidos.

¿Qué pasa con las compras en las tiendas del aeropuerto?

Estas medidas aplican a los líquidos que pases por el control de seguridad, justo antes de acceder a la zona de embarque. En el momento en que pases este control, puedes comprar cualquier cosa en las tiendas del aeropuerto, independientemente del tamaño. Te recomendamos guardar el ticket por si en la puerta de embarque necesitan aclarar su procedencia y que no abras el envase, para que permanezca precintado.

aeropuerto internacional
Las restricciones de líquidos en el avión no aplican a las compras en las tiendas de la zona de embarque, pero vigila el tamaño permitido por tu aerolínea en el equipaje de mano / PIXABAY

Obviamente, esto aplica en el vuelo actual. Es decir, si compras un perfume de más de 100 ml en el vuelo de ida, no puedes pasarlo de nuevo contigo en el vuelo de vuelta, aunque esté precintado y con el ticket, ya que tendrás que pasar un nuevo control de seguridad. Por lo tanto, te recomendamos que las compras en el aeropuerto las hagas siempre a la vuelta.

Recuerda también que algunas aerolíneas tienen un límite de equipaje que permiten a bordo (en algunos casos, tan solo una pieza) y que pueden negarte el embarque de piezas muy voluminosas, aunque estén compradas en el aeropuerto. Consulta con tu compañía para conocer su política respecto a las compras en las tiendas del aeropuerto.

¿Y si facturo equipaje?

Ten en cuenta que todas las indicaciones que te hemos dado son relativas al equipaje de mano. Para el equipaje facturado, no aplican estas restricciones.

A priori, no existe ningún problema en transportar líquidos en el equipaje que facturamos, independientemente de su volumen. Evita, eso sí, los líquidos inflamables o algún líquido que consideres que puede ser peligroso y que el personal del aeropuerto puede retener.

Por ejemplo, no se permiten facturar pinturas de pared, lejías, raticidas, gasolinas, pegamentos, gas para camping… Si te resulta imprescindible viajar con ellos, consulta con tu compañía y con AENA cuál es el mejor procedimiento para estos casos tan concretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.