El transiberiano, el tren del fin del mundo

viajar en tren

Paisajes del tren El Transiberiano / PIXABAY

Uno de los viajes más espectaculares e inolvidables que puedes hacer es a lomos del tren El transiberiano. No solo su recorrido y sus paradas te harán sentir que estás dentro de un cuento de hadas, también el interior del tren te hará disfrutar de un tipo de alojamiento diferente, original y con mucho encanto.

Viajar en tren no tiene que ser incómodo. Y en El transiberiano cuidan precisamente que el lujo y la comodidad vayan de la mano.

Recorrido del tren El transiberiano

El transiberiano cubre cerca de 10.000 kilómetros, desde Rusia hasta China. Se trata de un trayecto mítico y que ha protagonizado películas y obras de la literatura clásica y que cualquiera puede hacer si prepara un presupuesto generoso.

Su velocidad media es de 60 kilómetros por hora, por lo que, además de desplazarte entre diferentes países, podrás disfrutar del paisaje.

Actualmente existen dos rutas.

De Moscú a Pekin / De Pekín a Moscú: Es la más interesante y en la que siempre se piensa cuando se habla del tren El transiberiano. Tiene una duración de 16 días y permite conocer tres países: Rusia, Mongolia y China. Su precio parte en los 7.190 euros.

De Moscú a Vladivostok / De Vladivostok a Moscú: Esta ruta permite conocer el corazón de Rusia durante 14 días, con un precio que comienza en los 6.055 euros. Solo se conoce un país, pero es perfecto para quienes busquen una alternativa a la ruta que finaliza en el continente asiático.

¿Cómo es el interior del Transiberiano?

La vida a bordo no es muy diferente a la que harías, por ejemplo, en un crucero marítimo. Existen vagones restaurante, vagones para hacer un poco de vida social, cafetería e incluso vagones dormitorio.

En estos últimos entra en juego la categoría que se elija a la hora de reservar. Los viajeros con mejor categoría pueden disfrutar incluso de tener ducha dentro del “camarote”. Existen otras duchas compartidas por cada dos habitaciones, mientras que las clases más económicas no cuentan con estas comodidades. Para ellos, se suelen poner a su disposición hoteles de día con uso exclusivo de las duchas en cada escala que se realiza en las diferentes ciudades por las que pasa el tren.

La Plaza Roja de Moscú
La Plaza Roja de Moscú es el punto de partida del tren El Transiberiano / PIXABAY

Cuando se pernocta en una ciudad, los pasajeros del tren El transiberiano tienen disponibles habitaciones de hotel en dicha ciudad. De este modo, se puede aprovechar mejor la escala y optimizar el tiempo, además de hacer un tipo de turismo más clásico y descansar un poco del tren, que después de tantos días puede llegar a hacerse algo pesado.

La mayoría de los vagones tienen cuatro camas. Existe la tercera clase, llamada así porque son coches cama con literas para 54 pasajeros, e incluso la cuarta clase, solo con bancos. Te recomendamos valorar bien la opción de alojamiento para viajar lo más cómodo posible, aunque lo cierto es que cada vez están desapareciendo más este tipo de vagones en pro de los más confortables.

Todas las reservas incluyen pensión completa para que no te tengas que preocupar de las comidas a bordo.

Cómo reservar El Transiberiano

Puedes hacer tu reserva para este viaje clásico en tren en tu agencia de viajes favorita o en alguna especializada. Allí encontrarás un formulario en el que, tras dejar tus datos, se pondrán en contacto contigo para ofrecerte la mejor opción.

Además del precio, debes preguntar sobre las opciones de alojamiento y los posibles extras incluidos. Normalmente no se incluyen los vuelos, pero tal vez puedas conseguir un paquete en el que tengas todo incluido y que te resulte mucho más cómodo.

Recuerda que para viajar a estos países necesitarás tramitar documentación adicional. Consulta también este tema con el agente de viajes que se encargue de tu expediente para que tengas todo en regla en los plazos necesarios y que tú solo te dediques a disfrutar de tu viaje.

Planifica las escalas

Al igual que harías si fueses en crucero o por tu cuenta, aparte de hacer la reserva, te recomendamos que mires todas las escalas que va a hacer tu tren y marques los mejores puntos de interés.

Como guía inicial, las paradas más interesantes del recorrido de tres países son Moscú, Ulán Bator, Irkutsk, Shanhaiguan y Pekín.

escenario de pekin
Pekín es la última parada de la ruta del tren El Transiberiano / PIXABAY

Valora también la posibilidad de coger los vuelos de ida o de regreso con un margen de algunos días para que puedas quedarte a disfrutar un poco más de tiempo de Moscú o de Pekín.

El viaje en El transiberiano es una experiencia premium que puede convertirse en la mejor de tu vida si la organizas bien. No te dejes nada en el tintero y disfrútala en todo su esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.