Consejos para viajar con personas mayores

Mujer mayor haciendo fotos durante un viaje

Mujer mayor haciendo fotos durante un viaje / CRÉDITOS: Imagen de Aline Dassel en Pixabay

A la hora de planificar un viaje hay que tener en cuenta diferentes cuestiones. La edad es una de las más importantes, ya que no es lo mismo que viajen jóvenes sin ningún tipo de problema de movilidad a que lo hagan bebés o personas mayores. Estas personas tienen, normalmente, unas características particulares. Si necesitas consejos para viajar con personas mayores, ya sea como Imserso o en viaje normal, te recomendamos que eches un vistazo a la información que te dejamos a continuación.

No hay que generalizar y es cierto que hay personas mayores activas que tienen mejores características físicas que otras más jóvenes, pero, normalmente, lo habitual es que no sea así. Ten en cuenta las siguientes cuestiones tanto a la hora de organizar tu viaje como una vez que estés en destino.

Consejos para viajar con personas mayores: antes viaje

En el momento en que planificamos el viaje desde casa (y a no ser que haya sido una decisión de ultimísima hora y queramos ir a la improvisación), lo habitual es preparar rutas, mirar entradas, apuntar un par de sitios buenos para comer, entre otros.

Viajes en la tercera edad
Viajes en la tercera edad / CRÉDITOS: Imagen de Susanne Pälmer en Pixabay

Esta planificación debe tener en cuenta la edad de los viajeros, tanto si son niños como si son personas mayores, ya que sus capacidades físicas no son las mismas que las de personas jóvenes en sus plenas facultades (de manera general, insistimos que hay casos concretos en los que es precisamente al revés).

Es interesante mirar las condiciones de los lugares que vayas a visitar. Te dejamos un ejemplo muy sencillo: si vas a reservar entradas a las torres de La Sagrada Familia de Barcelona verás que hay un aviso de que se recomienda no subir a personas con problemas de movilidad, de corazón, embarazadas, entre otros. Antes de comprar las entradas a un lugar concreto, mira bien cómo se accede a ellos.

También ten en cuenta que las personas mayores llevan peor los viajes largos. Trata de buscar un destino cercano o, si es necesario un desplazamiento relativamente largo, intenta al menos que sea directo y no tenga escalas. Una persona mayor aguanta mucho peor las largas horas de avión y ni que decir tiene que le cuesta más moverse por los aeropuertos.

Evita escalas y, sobre todo, evita escalas muy cortas en las que haya que correr de una puerta de embarque a otra. Si esta persona se mueve con dificultad, habla con la aerolínea para solicitar el servicio PMR.

Durante el vuelo, insiste en que se levante al menos cada dos horas y dé un pequeño paseo por el pasillo del avión. Si se duerme, hay que vigilar que no coja una mala postura para evitar problemas musculares en los siguientes días.

Infórmate bien sobre la accesibilidad de tu destino y descarta aquellos que no sean recomendables para personas mayores.

Chequeo médico previo

La salud suele ser una cuestión muy importante en la vida de las personas mayores. Es recomendable que acuda previamente al médico para comprobar que puede viajar sin ningún problema y para que el doctor o la doctora den sus propias recomendaciones. Si necesita una medicación en concreto, debe llevar la receta médica y la caja y el prospecto de dicho medicamento.

Sería interesante también llevar un informe médico en el idioma del lugar de destino por si surgiera alguna emergencia, que puedan conocer su historial rápidamente.

No viajes sin seguro médico. Dentro de la Unión Europea le sirve la tarjeta sanitaria europea gratuita, pero fuera de estos países se debe contratar sí o sí un seguro de viaje, se debería hacer en todos los casos, pero si es sin duda uno de los principales consejos para viajar con personas mayores.

Consejos para viajar con personas mayores: en el destino

Además de planificar el viaje teniendo en cuenta las personas que lo realizarán o preocuparse por los temas sanitarios, una vez en destino hay que tener en cuenta varias cosas.

Dos personas mayores viajando
Dos personas mayores viajando / CRÉDITOS: Imagen de Pasja1000 en Pixabay

Lo primero, el estado físico de esta persona. Si tiene problemas de movilidad o le cuesta caminar, subir escaleras o similares, hay que tratar de buscar rutas o caminos fáciles para ellos.

También hay que tener cuidado con las temperaturas extremas y llevar siempre agua para mantener a las personas mayores bien hidratadas. Se les debe avisar que, ante cualquier pequeño síntoma de mareo o sed, deben comunicarlo.

Por último, sus acompañantes debemos vigilar las comidas y bebidas que consumen. Si sabemos que tienen restricciones en la dieta, hay que cuidar que no se las salten. Tampoco deberían abusar de ciertas comidas que para su estómago puedan ser demasiado diferentes a las que toman en casa, ya que ellos son mucho más vulnerables a cualquier cambio.

En cualquier caso, el mejor de los consejos para viajar con personas mayores es que disfrutes de ellos. Cualquier edad es buena para hacer un viaje en pareja, en familia o con amigos y seguro que anímicamente tiene beneficios muy positivos para ellos. Disfrutad del tiempo juntos.