Enoturismo sin salir de Madrid: 3 bodegas a visitar

Cata de vino

Cata de vino, una de las propuestas de enoturismo en Madrid / Fuente: Jill Wellington en Pixabay

El Enoturismo es un tipo de turismo cada vez más de moda. Si bien hay rutas consagradas en España para los amantes del vino y para los que quieren iniciarse en su estudio y conocimiento, como la Ruta de la Rioja Alavesa, la de Ribera del Duero o la de los vinos del Priorat, la de los vinos de Madrid no se encuentra entre las más famosas. La Denominación de Origen Madrid se estableció en 1990, aunque cada vez son más las bodegas que se asientan en la Comunidad de Madrid.

Para aquellos que quieran disfrutar de los vinos de Madrid, o para los madrileños que deseen practicar enoturismo sin salir de su provincia, estas son algunas propuestas de enoturismo en Madrid.

3 propuestas de enoturismo en Madrid

Bodegas Muñoz Martín

En Navalcarnero, en el casco antiguo, encontramos una bodega familiar fundada en 1930. La oferta de enoturismo de Bodegas Muñoz Martín ofrece visitas a su cueva, su bodega y sus viñedos (muy cercanos) si se desea. Además de, por supuesto, la degustación de sus caldos con alguna tapa. Dentro de su variedad de vinos (para paladares variados), a destacar la linea Sedró, en especial Sedró Negral 2014.

Las Moradas de San Martín

En la zona de san Martín de Valdeiglesias, concretamente a 870 m de altitud, en el umbral de la Sierra de Gredos se encuentra la bodega de Las Moradas, una bodega rodeada de viñedos centenarios de Garnacha. Un proyecto respetuoso con el medio ambiente y que ha dado grandes vinos y obtenido numerosos premios por ellos, a destacar Las Luces e Initio. Las Moradas ofrece visitas muy variopintas, desde la clásica bodega y cata, hasta una cata bajo las estrellas o un taller de poda.

El Regajal

Los vinos de El Regajal, apenas necesitan presentación. Sus vinos están acogidos a la Denominación de Origen Vinos de Madrid, y son sin duda de los mejores de la región. Famosa especialmente por Las Retamas del Regajal y el Regajal Selección especial, esta bodega tiene una amplia sala de catas y ofrece visitas a sus viñedos así como una cata de todos sus vinos donde además se explica todo el proceso para obtenerlos.La Finca es realmente bonita y es sin duda una bodega imprescindible de la Comunidad de Madrid.