Nueva York de cine

nueva york de cine

El centro de Nueva York de cine / CRÉDITOS: Imagen de StockSnap en Pixabay

Nueva York es una ciudad en la que todos sentimos que hemos estado alguna vez. Incluso aunque no la hayamos pisado jamás. La hemos visto infinidad de veces en películas y series, forma parte casi de nuestro día a día y escenarios como el Empire State, Central Park, Brooklyn o Wall Street nos son tan familiares como las calles principales de nuestra ciudad. Este es el Nueva York de cine.

Aunque en Nueva York hay muchos atractivos turísticos que ver y visitar, el cine es un protagonista en sí mismo. También las series, por ejemplo, ya te hablamos sobre la ruta de Sexo en Nueva York. Por eso, muchas personas buscan detenerse un instante en aquellos lugares que protagonizan sus cintas favoritas. ¿Es tu caso? Si quieres sentirte como si estuvieras dentro de un gran plató de cine al aire libre, en este artículo te vamos a contar algunos de los mejores sitios que hacen un Nueva York de cine, para que no se te escape ninguno de los más míticos.

Central Park

alicia central park
Central Park / CRÉDITOS: Imagen de Maurice LE BAIL en Pixabay

En imposible ir a Nueva York y no disfrutar de Central Park, en cualquier momento del año. En primavera y verano, cuando hace una temperatura agradable, es un gustazo tomar algo en un improvisado picnic, disfrutar del zoo o navegar en las barcas de sus lagos. Cuando el frío aprieta merece la pena enfundarse un gorro y unos guantes y deleitarse con esta estampa tan navideña, con todo Central Park nevado.

Pero, al margen de su interés turístico (no te puedes perder The Lake, Strawberry Fields, Bow Bridge, Belvedere Castle, Bestheda Fountain o Alice in Wonderland), Central Park tiene un gran protagonismo en el Nueva York de cine.

Lo hemos visto en películas como Serendipity, 27 vestidos, Solo en casa, Desayuno con diamantes, Recuérdame o Cuando Harry encontró a Sally. Por ejemplo, más concretamente, en la pista de hielo Wollman Rick se rodaron escenas de Serendipity y Love Story, el Café Boathouse aparece en Cuando Harry encontró a Sally, el Restaurante Tavern on the Green en Cazafantasmas, también en el Bow Bridge se rodó parte de Highlanders y la Fuente de Bestheda sale en la película Encantada. También es uno de los escenarios más recurrentes en las películas de Woody Allen.

Central Park es inmenso, tiene una extensión de 3.41 kilómetros cuadrados, por lo que te recomendamos que marques en un mapa los puntos que tienes interés en visitar, ya que no te dará tiempo a verlo todo.

Como recomendación, la parte central y sur son las más interesantes. Te podemos recomendar que comiences en el metro 86th Street, junto al Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir y atravieses esta mitad del parque hasta el metro de Columbus Circle. Será un paseo, si vas zigzagueando por su interior, de aproximadamente cinco kilómetros, donde encontrarás todos estos escenarios del Nueva York de cine.

Para que te hagas una idea más fiable de su extensión, se localiza entre la 59th y la 110th y entre Manhattan Avenue y la 5th Avenue. Como última recomendación sobre Central Park, no lo visites de noche. El precioso parque de día se transforma de noche en uno de los sitios más peligrosos de la ciudad.

Empire State Building

edificio del empire
Empire State Building / CRÉDITOS: Imagen de Free-Photos en Pixabay

Otro de los lugares más clásicos del Nueva York de cine y que además es un punto iconográfico en el skyline de Manhattan es el Empire State Building. Es un rascacielos que actualmente alberga oficinas, además de uno de los miradores más deseados de la ciudad, restaurantes y otros lugares similares. Se puede visitar en su interior. Durante más de cuarenta años fue el edificio más alto del mundo, desde 1931 hasta 1971 y puede presumir de haber aparecido en más de 250 películas. Hoy en día es el quinto edificio más alto de Nueva York y es una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Si pensamos en el Nueva York de cine, es imposible no asociarlo a King Kong y al Empire State Building. Pero hay muchos más títulos donde puedes ver este edificio. Cuando Harry encontró a Sally, Wall Street: El dinero nunca duerme, Superman II, Algo prestado, Los pitufos, Kramer contra Kramer, Independence Day, Algo para recordar…

El Empire State Building se encuentra en el 20W de la 34th Street, junto a la esquina con la Quinta Avenida, por lo que su ubicación es impecable. Para llegar hasta él en transporte público la parada de metro más cercana es la de 34 Street, aunque también tiene una parada de autobuses de línea urbana justo en la puerta.

Puente de Queensboro

Puente de Queensboro
Puente de Queensboro / CRÉDITOS: Imagen de nynf en Pixabay

Aunque el puente más conocido a nivel turístico es el Puente de Brooklyn y el que muchas personas cruzan a pie para poder verlo tanto desde un lado de la orilla del río Hudson como de la otra, con vistas a Manhattan o a Brooklyn según el lado en el que se encuentre, el Puente de Queensboro es muy cinematográfico. Aquí se han rodado varias películas, aunque la más famosa es Manhattan, de Woody Allen, y es el lugar donde, sentados en un banco, el propio Woody Allen y Diane Keaton protagonizan una de las escenas más románticas del cine de todos los tiempos.

Tienes que saber que este banco en realidad era un decorado, pero puedes tomarte una foto con las mismas vistas que se filmaron en esta película. Para ello, tienes que dirigirte a la esquina entre la calle Sutton Place y la Sutton Square, en el lado de Manhattan.

Los autobuses M57 o M31 te dejarán junto a este lugar, aunque, si prefieres ir en metro, tienes la parada más cercana a algo menos de 900 metros, en el 59 St. Lexington Avenue, muy cerca de Central Park.

Grand Central Terminal

Grand Central Terminal
Grand Central Terminal / CRÉDITOS: Imagen de Pexels en Pixabay

Este es otro de esos sitios que han aparecido infinidad de veces en la gran pantalla. No podemos hablar del Nueva York de cine sin mencionar a la Grand Central Terminal, la estación central de tren de la ciudad, que conecta el centro de Manhattan y en cuyo interior se alberga, actualmente, un restaurante italiano de renombre (el Cipriani) y una de las Apple Store más míticas. Además, el propio edificio es precioso y no tendrás que desviarte apenas en tu ruta por el Midtown neoyorkino.

Esta Grand Central Terminal ha sido escenario de películas como Los Vengadores, Con la muerte en los talones, Los intocables de Elliot Ness, Armageddon, Superman o Men in Black.

En ella, te recomendamos visitar, además de su imponente fachada, el vestíbulo principal, con tres grandes ventanales de 23 metros de altura, la Gran Escalinata, el Reloj de las cuatro caras, la Sala de los Susurros o la Sala de los besos. Una visita imprescindible.

Se localiza en la 42th Street con Park Avenue y tiene acceso inmediato a través del metro 42St. Es uno de los puntos calientes más importantes de la ciudad.

Museo de Historia Natural

Museo de Historia Natural
Museo de Historia Natural / CRÉDITOS: Imagen de Aurore Duwez en Pixabay

Incluso si no te gustan los museos, este es uno de esos lugares imprescindibles que debes visitar sí o sí si viajas a Nueva York. No te arrepentirás. Para la entrada puedes utilizar la fórmula Pay as you wish, en la que puedes pagar la entrada completa o un donativo más o menos simbólico. El Museo de Historia Natural se hizo muy popular gracias a la película Noche en el museo, en la que los animales y personajes aquí reflejados cobran vida cada noche.

En realidad, obviamente, no sucede esto y no vas a encontrar ningún suceso paranormal, pero el perfecto estado de conservación, la gran disposición de sus diferentes salas y lo amena que resulta la visita bien merece la pena.

Se encuentra en el Upper West Side, concretamente entre 79th Street y Central Park West. De hecho, lo habitual es, si se quiere dedicar poco tiempo a ambos lugares, hacer la visita en el mismo día de este museo y de Central Park. El metro más cercano es el metro de 81 Street – Museum of Natural History.

Flatiron Building

Flatiron Building
Flatiron Building / CRÉDITOS: Imagen de Ian Dunlop en Pixabay

El Flatiron Building estará siempre ligado a la película de Spiderman ya que su protagonista, Peter Parker, trabajaba en él como fotógrafo del periódico Daily Bugle. Se trata en realidad de uno de los primeros rascacielos que se levantaron en Nueva York y que se han convertido en todo un símbolo de la ciudad. En la realidad, no aloja el Daily Bugle, si no que es la sede del grupo editorial MacMillan Publishing, aunque para 2020 está proyectado que se instale en él un hotel de lujo.

Ha salido también en otras películas muy famosas, como Armageddon y Godzilla, además de ser uno de los edificios más fotografiados de Nueva York por su curiosa forma exterior.

Para acercarte a verlo y fotografiarlo tú también, tienes que dirigirte al 125 de la 5th Avenue con la 23th Street. Precisamente tiene una boca de metro en la puerta, en la parada metro 23th Street Station, a la entrada de Madison Square Garden.

Más Nueva York de cine: Times Square, la Estatua de la Libertad, la Biblioteca Pública de Nueva York o el Hotel Plaza

Times-Square
Times Square / CRÉDITOS: Imagen de Pere Mondéjar Grané en Pixabay

Para completar la lista de hasta diez lugares que hemos escogido para esta ruta por los mejores escenarios del Nueva York de cine, nos quedamos con Times Square, la Estatua de la Libertad, la Biblioteca Pública o el Hotel Plaza.

Times Square es una bulliciosa plaza que la has podido ver en películas como Vanilla Sky, Taxi Driver, Encantada, Amigos con beneficios, Resident Evil o Noche de Fin de Año.

La icónica Estatua de la Libertad se ha visto en centenas de películas: El Planeta de los Simios, El Día de Mañana, Independence Day, Cazafantasmas II, Deep Impact, Batman Forever…

La Biblioteca Pública de Nueva York (476 5th Ave)es otro de los mejores edificios de la ciudad y se ha aprovechado en superproducciones como Cazafantasmas o El Día de Mañana.

El Hotel Plaza (768 5th Ave) es un habitual en la gran pantalla y ha aparecido en producciones como Solo en casa, Cocodrilo Dundee, El Gran Gatsby o La Gran Estafa Americana.