Pagar en el extranjero con tarjeta

Pagar en el extranjero con tarjeta

Pagar en el extranjero con tarjeta / CRÉDITOS: Imagen de Ann San en Pixabay

Uno de los temas que más dudas y preocupación despierta en los viajes es cómo pagar en el extranjero con tarjeta. Esto es especialmente interesante en países que utilizan una moneda distinta, ya que es un engorro cambiar divisas, llevar mucho efectivo encima y después volver a cambiar lo que sobra. Por eso, te interesará conocer qué opciones tienes para pagar en el extranjero con tarjeta.

Tienes que tener en cuenta que cada banco tiene sus propias condiciones y son susceptibles que actualizarlas en cualquier momento, por lo que te recomiendo que siempre lo compruebes antes de viajar. Además, no es lo mismo viajar a Europa que a América. Aparte de los bancos tradicionales, tienes también otras opciones como Revolut o N26.

Bancos tradicionales: una opción fácil para pagar en el extranjero con tarjeta, pero no siempre gratis

La mayoría de los bancos ya contemplan la opción de pagar sin comisiones en el extranjero siempre que no haya cambio de divisa. Si tu cuenta la tienes en euros, pero quieres pagar en dólares, entonces sí suelen aplicar una pequeña comisión.

Fuera de la Unión Europea, estas son las comisiones vigentes de cada banco, aplicables sobre el importe de compra:

  • Bankia y Unicaja: 2%
  • Banco Santander, BBVA, ING, Ibercaja, Abanca y Banco Sabadell: 3%
  • Caixabank: 3.95%
Hombre pagando con tarjeta con contactless
Hombre pagando con tarjeta con contactless / CRÉDITOS: Imagen de Ahmad Ardity en Pixabay

Alternativas para pagar en el extranjero con tarjeta: Revolut o N26

Hay ya muchas alternativas a este tipo de tarjetas y que no solo las puedes utilizar en tus viajes, también en tu día a día. Vamos a hablar de dos de las más populares, Revolut y N26.

Revolut permite sacar hasta 200 euros al mes en cajeros sin ningún tipo de comisión. Después de esta cantidad, la comisión es del 2%. En cuanto a las compras, son libres de comisiones hasta 6.000 euros al mes para más de 150 divisas. Pasada esta cantidad, se aplica una comisión del 0.5%. Lo mejor de Revolut es que la tarjeta básica es gratis y no tiene coste de mantenimiento, se puede utilizar también en España a modo de tarjeta recargable, ideal para compras online o en comercios que no nos inspiren mucha confianza. Se recarga desde la aplicación móvil y el dinero está disponible al instante.

N26: Su funcionamiento es muy similar al de Revolut, aunque en este caso tiene dos tipos de tarjeta. La N26 es gratis y permite cinco retiradas al mes sin comisiones en la Unión Europea, o en cualquier otro lugar con una comisión del 1.7%. Los pagos en comercios son siempre gratuitos siempre que realices nueve operaciones al trimestre. En caso contrario la comisión es de 2.90 euros. La otra opción es la N26 Black, que tiene una cuota de 5.90 euros y no aplica ninguna comisión por compras, incluye seguro de viaje y permite cinco retiradas de cajero al mes en zona Euro.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de pagar en el extranjero con tarjeta?

Más allá de elegir la tarjeta que mejor te venga para pagar menos comisiones según el uso que pretendas hacer de ella, te damos algunos consejos para pagar en el extranjero.

Tarjetas de crédito
Tarjetas de crédito / CRÉDITOS: Imagen de TheDigitalWay en Pixabay

No viajes con una sola tarjeta. Si te falla en pleno viaje o se te pierde estarás en serios apuros. Te recomendamos también que la lleves en el móvil, en sistemas como Apple Wallet o Google Pay, además de ser más cómodo de usar, de nuevo, si se te pierde la cartera entera, tendrás tu móvil disponible.

Asegúrate que tienes habilitados los pagos en el extranjero. Esto normalmente se puede activar y desactivar desde la app del banco, pero si no encuentras la opción, llámales para que te lo confirmen. Muchas lo traen desactivado por defecto o activado solo para la Unión Europea y te puede poner en serios aprietos. Si te preocupa la seguridad, desactívalo de nuevo cuando regreses a España. Ten en cuenta que algunos bancos bloquean las tarjetas si detectan movimiento en países inseguros, comparte con ellos tu interés en viajar, antes de salir, para evitar que esto ocurra.

Lleva efectivo en la moneda local. Sabemos que lo más cómodo es pagar con tarjeta y que llevar mucho efectivo encima en un viaje es una pésima opción. Pero habrá lugares en los que no puedas pagar con tarjeta, por ejemplo, en mercadillos, puestos callejeros, tiendas pequeñas… Incluso en grandes ciudades, como Nueva York, muchos restaurantes admiten solo efectivo para evitar las comisiones de las tarjetas de los viajeros. No lleves mucho, haz un cálculo aproximado, trata de cambiar en el sitio más económico (normalmente tu banco, los aeropuertos no suelen ser un buen sitio) y guarda el efectivo para los últimos días. Si ves que tienes suficiente, empieza a gastar de aquí antes de volver para tratar de no volver a cambiar a la vuelta y que no te vuelvan a aplicar cambio de divisas y comisión. Un pequeño truco: si te ha sobrado poco, en los aeropuertos suele haber lugares para donar este dinero a causas benéficas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.