Qué hacer en un vuelo con escalas

Gente buscando qué hacer en un vuelo con escalas

Gente buscando qué hacer en un vuelo con escalas / CRÉDITOS: Imagen de Michael Gaida en Pixabay

La respuesta a la pregunta de qué hacer en un vuelo con escalas puede ser más compleja de lo que parece a priori. Y es que no hablamos acerca de cómo matar el aburrimiento (que también), si no de otros temas “logísticos” más importantes, como el asunto de la facturación de equipaje, los cambios de terminal, la posible pérdida de la conexión, los controles a los que te puedes ver sometido en el aeropuerto… Todos estos asuntos suelen preocupar al viajero, y con razón.

Por eso, hoy queremos arrojar un poco de luz al tema de qué hacer en un vuelo con escalas y tratar de responder a todas las dudas y preguntas que pueden surgir cuando se contrata un viaje de este tipo.

¿Es recomendable un vuelo con escalas o directo?

No te vamos a engañar. Por comodidad, siempre que puedas elegir un vuelo directo. No solo porque vas a ahorrar tiempo, si no porque también vas a llegar menos cansado a destino y se va a hacer mucho menos pesado el viaje. Tal vez te compense ahorrar en otra cosa, pero invertir el dinero en volar un poquito más cómodo, especialmente si son muchas horas de viaje. Otra opción es hacer un cambio de aeropuerto de origen o destino. Quizás desplazándote un poco por carretera hasta el siguiente aeropuerto más cercano consigas un vuelo directo.

Sin embargo, hay veces que no queda más opción que hacer un vuelo con escalas. Ya sea porque realmente no existan conexiones directas o porque la diferencia de precio sea demasiado salvaje, lo importante es recordar que no pasa nada, que, aunque pueda ser un poco más incómodo o más largo, millones de viajeros hacen cada día vuelos con escalas y no pasa nada. Si te decides por esta opción, la siguiente información seguro que responde a todas tus preguntas.

Vuelo con escalas por libre o conjunto

Siempre que puedas, deja que sea la compañía aérea la que te ofrezca las escalas. Si lo contratas todo bajo la misma reserva y son conexiones ofrecidas por ellos, se harán cargo si hay algún problema y, normalmente (salvo excepciones), también te facturarán el equipaje de punto a punto.

Escaleras de un aeropuerto
Escaleras de un aeropuerto / CRÉDITOS: Imagen de Ryan McGuire en Pixabay

Contándote tu mismo las escalas, con compañías diferentes, tal vez consigas ahorrar algo de dinero, pero ten en cuenta que debes dejar el tiempo suficiente entre escala y escala para “asegurarte” de llegar bien holgado, ya que si pierdes alguna te quedarás tirado en mitad de la nada y al final te saldrá muchísimo más caro llegar a destino o volver a casa. Esto hace que vayas más intranquilo y que tengas más horas de espera en los aeropuertos si finalmente todos los vuelos llegan a su hora.

Por lo tanto, siempre que puedas, no te organices las escalas por libre.

Cómo conseguir las tarjetas de embarque y qué hacer con las maletas

Si has reservado los vuelos juntos, normalmente te darán todas las tarjetas de embarque en el mostrador de facturación, al comienzo de tu viaje. Asegúrate de preguntarle todas tus dudas a la persona que te atienda en este punto, ya que será ella la que te explicará muy bien todo el proceso. No te guíes solo por la información genérica que leas en internet, porque es eso, genérico, y puede ser que en tu caso concreto tengas que hacer algún otro paso. Pregúntale si él o ella te da todas las tarjetas de embarque que necesitas para llegar hasta tu destino y si tienes que encargarte de las maletas en algún punto.

Lo normal es que, si el vuelo es conjunto, en ese momento ya dispongas de todas las tarjetas de embarque y que no tengas que preocuparte de tus maletas hasta que no las recojas en el último destino. Sin embargo, hay excepciones. Por ejemplo, en las escalas en Estados Unidos suelen pedirte que recojas la maleta en la cinta y la dejes en el mostrador habilitado para viajeros en tránsito. También es posible que tengas que volver a facturar si, por algún motivo, la escala es superior a 24 horas.

Por supuesto, si has comprado los billetes por libre, entonces tendrás que hacer el proceso desde cero en cada escala. Coger las maletas, salir de la zona de embarque, volver al mostrador de facturación, sacar las tarjetas de embarque nuevas, dejar el equipaje y volver a pasar los controles.

En cualquier caso, además de ir previamente informado con los datos que aparecen en internet o que te puede dar tu agencia de viajes, habla con tu aerolínea cuando llegues al primer aeropuerto para preguntar todas tus dudas sobre embarque y equipaje.

Qué hacer en un vuelo con escalas: qué es el MCT

El MCT (Minimum connection time) es el tiempo mínimo que se requiere para cada conexión. Es una cifra oficial empleada por las aerolíneas y calculada por las autoridades portuarias, que permiten optimizar mejor las conexiones y escalas. Por supuesto, aquí también entra en juego la agudeza del viajero. No es lo mismo alguien que está acostumbrado a viajar, hacer conexiones y moverse por los aeropuertos que aquellos que nunca han volado.

Este MCT lo tiene en cuenta el sistema de venta de vuelos cuando ofrece conexiones y lo normal es que no se puedan vender vuelos en conexión con un tiempo inferior al MCT. Como aproximación y según el aeropuerto, el tiempo suele oscilar entre 30 y 200 minutos.

Para calcularlo se tiene en cuenta el tamaño del aeropuerto, si se necesita cambio de terminal, si el pasajero llega a una zona Schengen, si los vuelos los opera la misma compañía o si el desembarque del avión se hará por finger, por pista o por autobús.

Avión despegando
Avión despegando / CRÉDITOS: Imagen de Bilal EL-Daou en Pixabay

Por tanto, si los vuelos en conexión los contratas dentro de la misma reserva según la opción propuesta por la aerolínea no te tienes que preocupar, ya que estará todo calculado y teniendo en cuenta el MCT. Sin embargo, si lo vas a hacer por libre, sería conveniente que mirases en la web oficial del aeropuerto de la escala si informa públicamente sobre su MCT. Usa esta información junto con el sentido común y atendiendo a las variables antes indicadas (cambio de terminal, posibles controles de documentación…) para calcular el tiempo mínimo necesario.

Como idea inicial, por ejemplo, el aeropuerto de Amsterdam tiene un MCT de 40 minutos, el de París entre 60 y 90 minutos, el de Madrid 90 minutos o el de Nueva York 60 minutos. El de Pekín es uno de los aeropuertos del mundo con mayor MCT, llegando a 180 minutos.

Documentación necesaria para hacer una escala

Ten en cuenta que, aunque no pienses salir del aeropuerto, en todos los casos necesitarás tener toda tu documentación en regla para circular dentro del aeropuerto. Por ejemplo, para Estados Unidos necesitarás rellenar el ESTA, para Dubái tendrás que sellar tu pasaporte dentro del aeropuerto, para China tendrás que rellenar un formulario en el avión e indicar que quieres acogerte al tránsito sin visa, válido por 72 horas… Infórmate bien de las condiciones que aplican en el aeropuerto o aeropuertos en los que vayas a hacer las escalas.

Por supuesto, tener la documentación en vigor es básico.

¿Se puede salir del aeropuerto?

A priori, sí. Pero es importante tener en cuenta que en algunos casos la documentación necesaria puede ser diferente y, sobre todo, que el MCT se disparará.

Solo se recomienda salir del aeropuerto si la escala es realmente larga, si se cerciora el pasajero de que es posible volver a pasar todos los controles a tiempo y si hay algo de interés cerca del propio aeropuerto. Por ejemplo, si llegas al JFK y pretendes acercarte “un momentito” a ver el Empire State, no es buena idea teniendo en cuenta que, según el estado del tráfico, puedes tardar más de 3 horas en ir y volver, más volver a pasar todos los controles. Deberías tener una escala de al menos 6 horas y tan solo te daría tiempo a llegar, hacerte una foto y volver.

Qué hacer en un vuelo con escalas para no perder la conexión

Existen casos en los que, por muy calculado que esté el MCT, es posible que te veas con serios apuros para no perder la conexión. Ya sea porque el primer vuelo haya salido con retraso o porque te confundas dentro del aeropuerto, el caso es que sería interesante que tengas en cuenta estos tips para poner todo de tu parte.

aeropuerto
Gente esperando en un aeropuerto / CRÉDITOS: Imagen de Eak K. en Pixabay

El personal de la tripulación está para ayudarte. Si crees que vas a tardar bastante en bajar del avión, por ejemplo, porque te ha tocado un asiento en las filas traseras, habla con ellos, explícales que vas justo a tu siguiente conexión y harán todo lo posible por cambiarte de asiento, quizás no todo el vuelo, pero sí justo antes de aterrizar.

También sería interesante que supieras un poco de inglés para que sepas hacia dónde dirigirte o pudieras hablar con alguien del aeropuerto. La palabra flight connection es la que te ayudará a encontrar la zona hacia la que debes pasar. No vayas donde todo el mundo, porque a veces, en algunos aeropuertos, la zona de conexión de vuelos es diferente y es más corta, atajas y ahorras tiempo. Normalmente, hay unas pantallas justo al salir del avión donde te indican hacia dónde dirigirte.

Organiza bien tu equipaje de mano. Tal vez tengas que volver a pasar un pequeño control, así que ten a mano los líquidos y los dispositivos electrónicos para que sea fácil sacarlos y volverlos a guardar. Igual con la documentación: ten a mano tarjeta de embarque y dni / pasaporte cuando vayas a tu conexión, pero mucho cuidado con perderlo por las prisas.

Qué hacer en un vuelo con escalas si has perdido la conexión

No queremos ponernos en lo peor, pero puede pasar. Por muy bien preparado que lo lleves, es posible que, por demora en el primer vuelo, pierdas el siguiente. En este caso, al igual que en otros asuntos, hay dos cuestiones. Si los vuelos los has montado tú por libre, lamentamos decirte que no hay nada que hacer. Es responsabilidad del usuario y, por tanto, tendrás que buscar por tu propia vía cómo llegar a tu destino y por supuesto asumir los costes, sin derecho a compensación económica por parte de la aerolínea por este sobrecoste inesperado (aunque sí tendrás derecho a la compensación económica por la demora en el primer vuelo).

Si se llega al destino con más de tres horas de retraso, aplican los siguientes importes de compensación, siempre que uno de los dos vuelos tenga lugar dentro de la Unión Europea y sean causas imputables a la aerolínea (por ejemplo, causas meteorológicas no se incluyen):

  • 250 euros para vuelos hasta 1.500 kilómetros
  • 400 euros para vuelos entre 1.500 kilómetros y 3.500 kilómetros
  • 600 euros para vuelos de más de 3.500 kilómetros

Estos importes se pueden reclamar directamente a la aerolínea o, en caso de que no hagan caso a la petición del pasajero o este no tenga tiempo de realizar estas gestiones, se puede contratar a una empresa intermediaria que peleará los derechos, sin coste por adelantado y cobrando un porcentaje sobre lo ganado. Algunas de estas empresas son, por ejemplo, AirHelp o Flightright.

Qué hacer en un vuelo con escalas para no morir de aburrimiento

Una vez que tenemos clara toda la “burocracia” y asuntos de interés a la hora de hacer un vuelo con escalas, el siguiente punto que preocupa a los pasajeros es el hecho de que se haga demasiado largo o demasiado pesado. Si tienes varias horas de espera en un aeropuerto, hay algunos trucos que te ayudarán a llevarlo mejor y no morir de aburrimiento.

Avión aterrizando
Avión aterrizando / CRÉDITOS: Imagen de Lars_Nissen_Photoart en Pixabay

Sociabiliza: Si vas acompañado, aprovecha para sentarte con esa persona frente a un café y charlar de manera relajada (probablemente nunca tengáis tiempo de hacerlo con tanta calma como ahora). Si vas solo, puedes aprovechar para llamar por teléfono (olvídate del Whatsapp) a ese amigo al que tanto quieres, pero con el que tan poco hablas.

Come rico: La comida de los aeropuertos no suele ser especialmente barata, pero sin duda es mucho mejor que la de los aviones. En los vuelos largos el menú suele estar incluido, asegúrate de esto antes de darte una comilona (por ejemplo, si vas a hacer un MAD – JFK), pero en otros no te pondrán comida (por ejemplo, en un CDG – MAD), por lo que sería interesante que aprovecharas esta espera para comer algo rico y de forma tranquila.

Revistas y libros: En todos los aeropuertos hay tiendas con prensa y libros, aunque lo ideal es que los lleves desde casa por si no encuentras material en tu idioma. Enfrascarse en la lectura de un buen libro o devorar una revista de una temática de tu interés puede hacer que tu escala vuele.

Material multimedia: Otro de los entretenimientos más clásicos a la hora de pasar tiempo en escalas o en aviones es el multimedia: videojuegos en consolas portátiles, películas descargadas de plataformas legales como Netflix, música… Todo esto ayuda (y mucho) a pasar mejor el tiempo en el aeropuerto.

Ir de tiendas: Normalmente, los aeropuertos con conexiones suelen ser grandes y tener bastantes comercios que, por sí solos, ya son entretenidos. Plantéate un día de tiendas, como si fueras a un centro comercial y recórrelas todas con intención de compra. Eso sí, no compres nada muy voluminoso o pesado, ya que tendrás que cargar con ello hasta tu destino.

Trabajar: El teletrabajo cada vez es más habitual y la mayoría de nosotros podemos adelantar trabajo incluso sin ir a la oficina. Si es tu caso, puede ser una buena opción. Es cierto que, si estás de vacaciones, tal vez no es la mejor idea, porque te costará más desconectar. Pero, si se trata de un viaje de trabajo, es una idea excepcional.

Actividades especiales: Hay algunos aeropuertos que ofrecen actividades diferentes y muy, muy entretenidas. Por ejemplo, Vancouver hay un acuario o en el de Hong Kong un cine 4D. Investiga, antes de viajar, qué particularidades ofrece tu aeropuerto de escala y ficha los lugares más interesantes para que el tiempo se pase más rápido.

Saca tu lado más creativo: Otra de las actividades más interesantes que puedes hacer durante estas horas de escala es sacar a relucir tu creatividad. Cuando estamos relajados y tenemos tiempo libre, es más fácil crear. Dibujar, escribir o incluso hacer fotos (cuidado, porque en algunas zonas está prohibido, como en los controles de seguridad) puede ser muy gratificante durante esta espera.

Ahora que ya sabes qué hacer en un vuelo con escalas, afronta sin miedo tu próximo viaje y disfrútalo como mereces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.