Trucos para reducir en uso de plásticos en tus vacaciones

Plásticos en la playa

Plásticos en la playa / CRÉDITOS: Imagen de flockine en Pixabay

El uso excesivo de plásticos es una preocupación medioambiental que debería afectarnos a todos. Una simple botella de plástico tarda una media de 500 años en descomponerse. La basura que le estamos vertiendo a nuestro planeta es enorme y debemos comenzar a concienciarnos ya (quizás, es un poco tarde, pero más vale tarde que nunca) de que debemos reducir el uso de ciertos materiales tan contaminantes. Y no valen excusas ni los “ya lo hago el lunes”. Por ejemplo, reducir el uso de plásticos en vacaciones es posible, sin mayor esfuerzo por nuestra parte que un poco de conciencia y cuidado.

¿Cómo se puede hacer? Obviamente, si no lo tenemos interiorizado en nuestra rutina diaria, cuando estemos fuera de nuestra zona de confort nos va a parecer aún más difícil. Pero para nada lo es. Tanto si nos vamos a gran resort como si recorremos el mundo en bicicleta, es posible.

Tips para reducir el uso de plásticos en vacaciones

Como decimos, lo primero es buscar el cambio dentro de nuestra propia rutina y adaptar esas acciones a los días que estemos fuera de casa.

Es obvio que no podremos controlarlo todo. No podemos elegir que los tomates que ponen en la ensalada del hotel vengan envasados en plástico, pero sí podemos tomar nuestra propia iniciativa.

Te aconsejamos meter en la maleta un par de bolsas de tela, de las que se cierran con cordones y que se utilizan en algunos casos para ir a hacer deporte, a la playa, a la piscina… No solo te van a servir como almacenamiento extra si necesitas espacio adicional en la maleta al regreso, si no que, además, puedes llevarla cada día contigo sin que te ocupe nada y así evitar pedir bolsas para tus compras.

Botellas de plástico
Botellas de plástico / CRÉDITOS: Imagen de Matthew Gollop en Pixabay

Para que las empresas cambien, el consumidor lo debe demandar. Si te pides una bebida, no pidas pajita de plástico, pregunta si hay alguna alternativa en cartón y, si no es así, bebe directamente del vaso. Algunas cadenas hoteleras, como Hilton, ya no usa estas pajitas tan contaminantes. Si te gusta mucho beber en pajita, puedes llevar la tuya de casa. No ocupa nada y marcarás la diferencia.

En vacaciones se suele beber mucha agua, tanto si es una escapada cultural como de sol y playa. Lleva contigo tu botella de vidrio reutilizable. Pesa un poquito más, pero ahorrarás mucho plástico (y además podrás llenarla en fuentes y espacios similares, ¡ojo!, asegúrate que es potable).

SI te apetece viajar tipo camping o montar comidas en la playa, no uses cubiertos de plástico y optar por llevar un par de juegos de acero inoxidable y lavarlos en las fuentes públicas.

Rechaza el uso de plásticos en vacaciones pidiendo expresamente productos que no lo usen. Si no tienen alternativa, al menos, asegúrate que en la propia tienda lo pueden reutilizar si tú no lo usas.

Por último, si no te queda más remedio que consumir plásticos, reúnelos todos y al final de tu viaje tíralos a un contenedor específico. Esto no solo te va a ayudar a reciclar, si no que vas a poder ver la cantidad de plásticos que has generado en X días y te va a dar un empujoncito de conciencia para continuar con los buenos hábitos cuando vuelvas a casa.

Algunos datos sobre el uso de plásticos

Conocer algunos datos y cifras sobre los plásticos y su contaminación nos pueden ayudar a ser más conscientes del problema que tenemos entre manos y que, en gran medida, depende de nosotros ponerle freno.

Reciclar y reducir el uso de plásticos en vacaciones
Reciclar y reducir el uso de plásticos en vacaciones / CRÉDITOS: Imagen de Hans Braxmeier en Pixabay

Por ejemplo, la presencia de plásticos en los océanos es preocupante. En la actualidad ya existen más de 5 billones de fragmentos de plástico en los océanos, lo que perjudica al ecosistema natural y a las especies que allí habitan. De hecho, se estima que en 2050 las aves marinas de todo el planeta comerán plástico. Hoy en día, ya se calcula que 700 especies de animales marinos han comido plástico o se han quedado atrapadas en él. Un drama. Y todos estos residuos llegan al mar, porque en la playa nos comportamos como auténticos irresponsables. El 73% de la basura de las playas es plástico.

Pero, ¿cuál es el consumo real de plásticos en el mundo? Pues se estima que cada minuto se venden un millón de envases plásticos solo teniendo en cuenta el sector de las bebidas. Además, más del 40% del plástico es de un solo uso, teniendo en cuenta lo contaminante que es, es una auténtica barbaridad. Esto provocó que, en 2015, se generasen casi 7.000 toneladas de desechos plásticos, de los cuales tan solo un 9% se recicló.

Obviamente, eliminar esta barbarie ambiental no depende de uno solo. Gobiernos y grandes empresas tienen mucho que decir, pero también nosotros, como ciudadanos y consumidores, debemos alzar la voz y pedir que se reduzca el uso de plásticos… también en vacaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Last Call Nozomi 39 S.L. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.