Todo lo que tienes que saber para visitar Angkor

visitar Angkor

Vista principal si vas a visitar Angkor / CRÉDITOS: Imagen de falco en Pixabay

En Camboya se encuentran algunos lugares impresionantemente bellos. Uno de ellos es Angkor, una joya histórica, artística y cultural que hoy en día es declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO desde 1992. Visitar Angkor es imprescindible para quienes viajen a Camboya y sin duda es uno de los lugares más espectaculares del mundo. Lugares como la bahía de Halong Bay o Bangkok son complementos perfectos para un viaje inolvidable.

Sin embargo, hay muchas dudas en torno a cómo visitar Angkor. La realidad es más sencilla de lo que parece y estas dudas nacen del desconocimiento. Hoy te vamos a contar todo lo que tienes que saber para visitar Angkor y hacer un viaje diez.

Qué es Angkor

Angkor es una región de Camboya que tuvo una gran importancia durante el Imperio Angkoriano, entre los siglos IX y XV. El punto más popular y visitado de Angkor se encuentra cerca de lo que hoy en día se conoce como la ciudad de Siemp Riep y donde se hallan los famosos templos de Angkor. Aquí, se localizan los monumentos y templos que le dan fama mundial y que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 1992.

Rodeado por bosques y selvas, actualmente es una región abandonada donde, si no fuera por los turistas que la visitan cada día, no habría vida humana. El abandono de Angkor se remonta al año 1594, cuando fue conquistada por los siameses. Actualmente se cuentan más de 900 monumentos en esta región.

Angkor Thom
Angkor Thom / CRÉDITOS: Imagen de falco en Pixabay

Documentación para entrar en Camboya

Si eres turista español, necesitarás pasaporte con una validez superior a 6 meses y visado. El tema del visado es muy sencillo de obtener ya que no es necesario llevarlo aceptado desde España. Quien desee solicitarlo por internet, se puede hacer desde la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de Camboya.

Como decíamos, se puede solicitar directamente en destino. En los aeropuertos de Siem Reap y Phnom Penh, al llegar, hay que dirigirse a una ventanilla para solicitarlo, aportando fotografías actuales, pasaporte en vigor y 30 dólares para el visado de turismo o 35 dólares para el visado de negocios.

Este visado tiene una validez de un mes. Si se necesita más tiempo se debe solicitar la prórroga en el Departamento de Inmigración de Phnom Penh. 

Cómo llegar a los templos

Esta región no es un lugar para visitar a la aventura, si no que, si realmente quieres descubrir los complejos monumentales que le dan su fama, tendrás que saber localizarlos. El punto de partida es la ciudad de Siem Reap, localizada a unos pocos kilómetros del complejo arqueológico y que hoy en día ha sabido adaptarse al turismo.

Sus calles están llenas de tiendas de souvenirs y centros que ofrecen masajes, además de puestos callejeros con comida autóctona y otros atractivos para el turista. Cuenta con apenas 150.000 habitantes y resulta curioso que prácticamente la mitad de ellos son menores de 14 años.

Tomando como partida el centro de Siem Reap, el Complejo Arqueológico de Angkor se localiza a solo 8 kilómetros al norte. En Siemp Reap se pueden admirar bonitas calles, palacios, boulevares, jardines, pagodas y un bello río. Los dos puntos más turísticos son los jardines reales y la Pagoda Bo. Siem Reap debe toda su fama y su flujo de viajeros a los templos de Angkor.

Templo Bayón
Templo Bayón / CRÉDITOS: Imagen de Simon Goede en Pixabay

La mejor manera de llegar a Siem Reap es en avión. Su aeropuerto, a solo 8 km de la ciudad, ha sido duramente criticado por las consecuencias negativas de las vibraciones de los aviones sobre los templos. Por ello, existe un nuevo proyecto aeroportuario que trasladará dicho aeropuerto a 40 km.

Actualmente, este aeropuerto conecta con otras ciudades asiáticas como Bangkok o Kuala Lumpur. Una vez se aterriza, en la zona exterior del aeropuerto hay un pequeño puesto con los transfers hasta el centro. Hay tres opciones, moto por 2 dólares, taxi por 7 dólares o furgoneta por 10 dólares.

Visita al Complejo Arqueológico de Angkor

En plena selva camboyana se localizan los templos de Angkor. Hoy en día, como ya hemos comentado anteriormente, la ciudad de Angkor está totalmente abandonada y solo queda selva, ruinas y el majestuoso templo de Angkor Wat, el único que se está todavía totalmente en pie gracias a los monjes budistas que se han encargado de su mantenimiento. Estamos ante el monumento religioso más grande del mundo.

Este complejo cuenta con más de 200 kilómetros cuadrados, aunque las últimas investigaciones cuentan que, si se descubren nuevos hallazgos, podría subir la extensión a 3.000 kilómetros cuadrados, por lo que recorrerlo al completo es inviable. Por eso, es importante conocer cuáles son las zonas más interesantes y los recorridos que se recomiendan para el turista.

Como recomendación general, el clima suele ser bastante duro en esta zona. Se recomienda llevar la cabeza cubierta para evitar el impacto directo del sol, ropa ligera y mucha agua para mantenerse hidratado. La temperatura diurna oscila, durante todo el año, entre los 31 y los 36 grados, mientras que la nocturna cae a un rango entre 20 y 25 grados. Las precipitaciones son intensas en los meses de mayo a octubre y prácticamente inexistentes entre diciembre y febrero. Si viajas en los meses con más lluvias te recomendamos llevar un paraguas plegable y un chubasquero. No confundas lluvia con frío, ya que el calor sigue estando presente incluso en la temporada más lluviosa.

Las lluvias le dan a los templos y a la selva un carácter más misterioso y con un encanto especial, aunque es cierto que para hacer turismo pueden complicar la visita, por eso, la mejor época para viajar a Angkor es el mes de enero, cuando las temperaturas no están en su máximo anual y las precipitaciones alcanzan el mínimo.

Horarios y precios para visitar Angkor

En Camboya amanece muy pronto, por eso también, si quieres aprovechar bien el día, podrás acceder al Complejo arqueológico a una hora impensable en nuestro país. El horario de apertura de Angkor es de 5 de la mañana a 5:30 de la tarde. En general, debido al gran flujo de viajeros que la visitan cada día, la hora de cierre se puede alargar un poquito, por lo que tal vez, con un poco de suerte, puedas disfrutar de un poco más de tiempo coincidiendo con el atardecer.

Angkor en Camboya
Angkor en Camboya / CRÉDITOS: Imagen de James Wheeler en Pixabay

En cuanto al precio, hay una única entrada para todo el recinto y es el turista el que decide qué visitar, cómo y cuándo. Por supuesto, se pueden contratar excursiones y guías, pero también se puede hacer por libre, ya sea caminando o contratando un tuktuk que te haga las paradas que tú quieras. Los precios de las entradas varían en función de la cantidad de días que se quiera visitar este impresionante recinto. ¿Más de un día para Angkor? Sin duda. Lo recomendable sería pasar dos días, tres si vas con margen de tiempo en tu visita a Camboya.

Los precios actuales en 2020 para visitar Angkor son de 37 dólares para la entrada de 1 día, 62 dólares para la entrada de 2-3 días y 72 dólares para la entrada de 7 días. ¿Merece la pena pagar esta tarifa? Sin ninguna duda. Es uno de los lugares más espectaculares que puedes visitar en el mundo.

Principales rutas para visitar Angkor

Por lo general, existen dos circuitos o rutas en los que se pueden dividir los principales puntos de interés para visitar Angkor.

La ruta corta es la más importante y la imprescindible para quienes solo tengan un día. Es aquí donde se encuentran los principales templos: Angkor Wat, Angkor Thom, Templo de Bayon, Templo de Ta Phrom, entre otros.

En la ruta larga se incluyen templos que están en la periferia de la zona central. Para este circuito es imprescindible contar con un transporte, por ejemplo, un tuktuk o una excursión contratada que se encargue de todo. Los más deportistas admiran visitarla en bicicleta.

Principales templos si vas a visitar Angkor

Los templos principales son los siguientes.

Angkor Wat
Angkor Wat / CRÉDITOS: Imagen de James Wheeler en Pixabay

Angkor Wat: Es sin duda el más importante, el más majestuoso y el mejor conservado. La imagen que nos viene a todos a la cabeza cuando pensamos en este complejo arqueológico de Camboya. Se construyó como mausoleo para el Rey Suyavarman II y fue un homenaje al dios Visnhu. Es el monumento religioso más grande del mundo.

Angkor Thom: Podría ser el equivalente al foro romano, es decir, los restos de la ciudad. Aquí encontramos ruinas, pero todavía se advierten lugares que en su día estuvieron en pie, como la terraza de los elefantes, la terraza del rey leproso o las puertas de entrada. Es imprescindible para hacerse una idea de cómo fue esta ciudad, hoy derruida y abandonada por el castigo del paso del tiempo.

Templo de Bayón: Es otro de los templos mejor conservados de Angkor y uno de los puntos más admirados y fotografiados. No es para menos. Esta espectacular construcción aún conserva 54 torres en pie y más de 200 caras enigmáticas que saludan al turista con una sonrisa. Se construyó en el siglo XII bajo el reinado de Jayavarman VII.

Templo de Ta Phrom: Es también uno de los más visitados y le debe parte de su fama al cine. Aquí se rodaron gran parte de los escenarios de la película Tomb Raider. Este templo jemer fue monasterio budista y su interior es tan impresionante que fue capaz de alojar a más de 12.500 personas. Pero su mayor atractivo, hoy en día, es que se encuentra en plena selva, por lo que esa mezcla entre naturaleza y ruinas fascinan al turista.

Viajar a Camboya y visitar Angkor será una de las mejores decisiones de tu vida como turista. No te arrepentirás.